Ayer, Luna Ki, une de les artistes que iba a competir en el Benidorm Fest a lo largo de estos días, se bajaba del Festival y anunciaba que no participaría en él porque “finalmente no podría hacer uso del autotune durante su actuación”. Nosotros compartíamos un vídeo explicando que la decisión iba más allá de eso, y sí nos gustaría aclarar algunas cosas que, con las prisas, quizá no supimos explicar bien en vídeo.

  • El principal tema es que elle quería que su técnico se encargara de la actuación, en vez del de RTVE, pudiendo así subir la pista de playback para no tener que cantar ‘Voy A Morir’ en directo en Benidorm. Algo a lo que RTVE se habría negado, como es evidente, porque si cada artista tuviera un equipo metiendo mano en la mesa de mezclas aquello sería un caos.
  • Tema autotune y Melodyne: el Melodyne se utiliza en estudio y marca las notas que tú le digas, entre el sonido que entre por el micrófono. Es lo que elle utiliza para grabar, porque no puede cantar el tema en condiciones sin él. El autotune lo necesitaba para los efectos de distorsión vocal en directo, pero necesitaba poder cantar la canción de base, algo que no es capaz de hacer con solvencia. Salvo para sus seguidores, que son capaces de creerse un pregrabado como directo. Pero intentar explicarles eso es como intentar convencer a quien cree en la reencarnación o el Yeti. Es algo basado en la fe de que es así, y ya.

Bien, pues hoy Luna Ki ha decidido compartir un vídeo en el que, además de contar lo mal que lo ha pasado en los últimos días tras tener que tomar la decisión (se conoce que la salud de los centenares de personas que ahora trabajan a destajo para reorganizar el Festival no es tan relevante), ha comentado algo clave: que elle, de haber ganado el BeniFest, “hubiera adaptado la canción para Eurovisión de una forma que le gustara sin el autotune, pero que le era imposible a tres días vista”.

Y ahí es donde la rueda de prensa de RTVE, con María Izaguirre al frente, le desmonta el chiringuito:

“Las condiciones del Benidorm Fest estaban claras para todo el mundo desde el principio. Con autotune no podía cantar. Ella presenta la canción, se habla de cómo va a ser esa representación y en un momento dado deciden que, con la forma en la que se iba a proceder a la actuación, no les interesa o no se ajusta a lo que ellos creen que debe ser su actuación.”

Es decir, que Luna Ki ya tenía pensada la actuación de Benidorm SIN el autotune. Ya llevaba una propuesta que es la que finalmente “no le ha convencido”. Y se ha bajado del carro justo cuando debía viajar allí, ni un minuto antes. Ni uno después. Pero si uno después porque, hablemos en plata: RTVE le dio un “no” a la otra idea que tenía, la de presentarse allí, probar la canción en el escenario y de no estar convencide bajarse del carro durante los ensayos. Frente a toda la prensa. Y esto también es clave.

Y es clave como lo es la forma de comunicar toda su explicación: Luna Ki ha utilizado Benidorm para una tremenda performance. Con la intención de acaparar diez minutitos de la rueda de prensa. Los titulares de portales. Los views de Youtube y el debate en Twitter. Con la fantasía de las cajas que debía haber llevado a su actuación, lo superproducido de su aspecto y la sensación de confesionario de todo su vídeo explicativo de Youtube. Cualquier que haya vivido la carrera de Lady Gaga desde el inicio ya sabe de lo que hablamos: la verdad es lo de menos, lo importante es comunicar la trola haciendo el mayor teatro posible. Porque estamos todos con las palomitas en la mano.

Y así, ha conseguido un puñado de fans dispuestos a defenderla con el teatro del autotune como “sonido de una generación” (aunque esa generación sea la que vivió 1998, con la Cher a la que cita), ha conseguido venderse como transgresore aunque venga de heredar los looks y sonidos de montones de artistas recientes, ha conseguido que productores relevantes la empiecen a llamar porque parece ir a ser lo faux-underground de moda.

Porque lo importante en su vídeo, y en todas estas semanas, no era Eurovisión: es que pronto podréis ver el vídeo del single y le tendréis en directo en no sé qué garito. Y con este tsunami de exquisito marketing pop -al César lo que es del César-, tenemos a le primere ganadore del Festival de Benidorm.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html