Sandeces

Olvidaos de Joshua Bassett, el principal problema de Olivia Rodrigo es Courtney Love

Olvidaos de Joshua Bassett, el principal problema de Olivia Rodrigo es Courtney Love

¿Joshua Bassett y Sabrina Carpenter? ‘So Yesterday’, que diría el clásico de Hilary Duff. Poneos las pilas, porque la verdadera enemiga de Olivia Rodrigo ahora es Courtney Love, que estos días se ha debido tomar un par de cafés de más. Resulta que Olivia ha hecho una sesión de fotos inspirada en prom y en una de las imágenes aparece con una corona, flores y el rimmel corrido, una estampa similar a una de las más míticas carátulas de Hole, el grupo de Courtney.

Y al ver la fotografía, Love dejó un mensaje a Olivia Rodrigo tras compartir la imagen en su propio feed. Uno que, de primeras, parecía medio de broma, puesto que la joven le había dejado un cariñoso comentario fingiendo saber qué le acusaba de plagiar. Bastante que hizo el esfuerzo de fingir conocer la imagen original. Courtney Love contestó con:

“Olivia, de nada. Mi florista favorito está en Notting Hill, Londres. Envíame un DM y te cuento. Estoy expectante por leer tu nota.”

Y podía haber quedado ahí, pero como decimos, la cafeína actuó rápido y la cosa se fue calentando. En respuesta a algunos de sus seguidores, que le hacían saber que igual se le estaba yendo un poco la pelotita con el tema, Courtney dejaba claro que sí, que la acusación de plagio era real. Y se empezó a poner borde.

“Ya le he dicho que espero sus flores y su disculpa, espero que sea larga. ¿Enseña Disney a los niños a leer y escribir? Dios sabe. Ya veremos. Si, esto es de mala educación. ¿Que si me cabrea? Cariño, si recibiera un dólar cada vez que esto me ocurre… Seria rica, en serio.”

Porque todos sabemos que Hole inventó llorar en el prom, que nunca antes de esa imagen nadie había llorado con un ramo de flores. ¿Miss USA? Never heard of her. Hasta que a Courtney y su fotógrafa se les ocurrió la idea en 1994, la gente recibía ramos y coronas y se emocionaba sudando por la axila. A partir de 1995 estuvo permitido llorar, siempre con permiso de la banda.

Y Courtney continuó:

“Robar una idea original sin pedir permiso es de mala educación. No hay forma de ser elegante ante eso. No estoy enfadada, me ocurre continuamente. Y me callo y no digo nada, pero aquí han fallado las formas. La música de esta persona no tiene nada que ver con mi vida. Probablemente jamás tenga nada que ver. Es de mala educación y tengo todo el derecho de salir en defensa de mi trabajo. Soy súper honesta con mis compañeros y espero lo mismo de vuelta.”

Por descontado, Olivia Rodrigo se está pasando estos comentarios por la punta de su ‘Deja Vu’ y está centrada en continuar promocionando su primer álbum, ‘Sour’, que ha vendido ya 1,1 millones mundiales en apenas un mes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html