Sandeces

La hermana de Britney Spears, Jamie Lynn, se echa más tierra encima con su entrevista en ‘GMA’

La hermana de Britney Spears, Jamie Lynn, se echa más tierra encima con su entrevista en ‘GMA’

Esta semana, Jamie Lynn Spears se ha sentado en ‘Good Morning America’ para hablar de su nuevo libro de memorias, ‘Thing I Should’ve Said’, que se traduciría al español como ‘Voy A Hablaros De La Hermana Relevante’. Para hablar del libro, la hermanísima de Britney ha hecho una entrevista en la que habla de ella, de su relación con ella, de la salud mental de ella y de cómo le duele a Jamie Lynn el dolor que a Jamie Lynn le provoca la situación de Britney. Insertar audio de María Patiño diciendo “yo, yo, yo, yo, yo”. 

Y es que la actriz de ‘Zoey 101’ ha acabado con más tierra encima sobre su ya profunda tumba mediático-social después de que en los últimos meses, Britney Spears se distanciara de toda su familia y la metiera en el mismo saco que a sus padres. Porque con la entrevista no ha conseguido aclarar ninguna situación, sino crear aún más confusión. Para empezar, con el tema de la salud mental de Britney, hablando en el libro de comportamientos “erráticos”, “paranoicos” y “fuera de control”. Sin embargo, al preguntársele por su salud actual, esto es lo que dice:

“No puedo hablar de la situación mental de nadie, realmente. Pero puedo hablar de aquellos momentos, porque eran importantes. Es importante lo mucho que me dolían.”

Es decir, que no puede hablar de la situación actual de Britney, pero sí aprovechar para hablar de la situación mental de Britney cuando estaba en su aparente peor momento. Porque le dolía. No a Britney, claro, a Jamie Lynn. Sólo le queda a uno reírse, realmente. La reputada literata continúa diciendo:

“Siempre he apoyado a mi hermana, así que cuando necesitó ayuda, intenté organizar formas de ofrece´rsela. Me esforcé para asegurarme de que conseguía los contactos necesarios para acabar con la tutela y terminar con todo esto por el bien de nuestra familia. ¿Si está causando tanta división, porqué seguir con ello? Si quiso hablar con otra gente, ayudé. Lo organicé. Incluso llegué a hablar con su anterior equipo legal, algo que no me favoreció personalmente. Di pasos, pero ¿cuántos paso podía dar sin… ya sabes? Era ella la que debía salir por esa puerta.”

(…) Lo entendía por entonces, cuando tenía 17 años y estaba a punto de tener un bebé, tan poco como lo entiendo ahora. No he metido mano en las cuentas de mi hermana y si así ha sido, ha sido por algún malentendido.”

Poco ha tardado gente como Sam Lufti, ex-manager de Britney Spears, en salir a aclarar que cuando habló con ella y la madre de Britney en 2017, no hicieron sino ponerle trabas a sus intentonas de ayuda, pidieron para él una orden de alejamiento y se referían a Britney como “loca”. En cuanto a los gastos desde las cuentas de Spears, diferentes documentales han mostrado facturas de Jamie Lynn en viajes y dietas pagados con los ahorros de su hermana, con lo que la pobre se enfrentó a muchísimos malentendidos a lo largo de los años. Probablemente no es que estuviera gastando su dinero, es que tenían el Paypal con la misma contraseña y se confundiría de cuenta la mujer.

Es curioso, en cualquier caso, lo poco que lo entendía la situación de la tutela antes y ahora, tal y como explica en ‘GMA’, teniendo en cuenta que su familia tomó con ella decisiones similares en el momento de su embarazo adolescente. Explica Jamie Lynn que su familia prácticamente la dejó encerrada e incomunicada en una cabaña en el bosque, lejos del foco de la prensa, durante su embarazo:

“Pensé: ‘¿qué hacen aquí los paparazzi? ¿qué hacéis además de aprovecharos de algo ya de por si traumático para una niña?’ Quisieron pasar página y que volviera a mi rol de hermana pequeña perfecta. La experiencia después fue sofocante, pero pensé ‘quizás es por mi bien, para que no esté rodeada de paparazzi intentando controlar la narrativa’, pero realmente sentí que me estaban apartando.

Finalmente, pone la guinda a su pastel hablando de la situación de los Premios Radio Disney de 2017. Britney Spears aclaró que no le gustó que su hermana actuara con remixes de sus temas en el escenario y que se sintió ‘molesta’ con el homenaje. Jamie Lynn aclara que ha hablado con ella, pero ha hablado… de tarde. Porque lo que es aclarar la situación, tampoco parece que la haya aclarado.

“Sinceramente, me quedé muy confundida con aquello y, de hecho, hablé con ella del tema. Estaba subida en el escenario para homenajear a mi hermana y todas las cosas maravillosas que ha hecho. He llegado a aclarar con ella que creo que no está enfadada personalmente conmigo por aquello, pero sinceramente no sé por qué aquello le molestó.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html