Es temporada eurovisiva y quedan apenas días para que Turín se vista de gala y reciba a los concursantes de esta edición. ¿Quién se llevara el micrófono de cristal? Probablemente este año Rusia no, por lo que sea, pero si quieres hacerte una idea de las posibilidades del resto, vamos con el análisis de siete de las canciones de Eurovisión 2022:

 

 

Lituania


Título y artista: ‘Sentimental’, Monika Liu

Posición en apuestas: 39/40

La pobre Monika es una de las grandes incomprendidas de la edición de este año, quedándose a nada de cerrar el marcador de favoritas con ‘Sentimental’, una canción que claramente debería, como mínimo, superar a la colección de temas genéricos que cierren la tabla este año.

Al menos su propuesta es más clara, con ese espíritu híper retro en la sobria, pero bastante loca en el fondo, puesta en escena, y esa interpretación a medio camino entre un cabaret de Chicago en los años 20 y la banda sonora de la última de Bond. Monika tiene algo hipnótico que te mantiene pegado a sus destellos, su peluca y su mirada a cámara hasta que el disco-deprimente que propone llega a su fin. Llevadla a la final, nunca os hemos pedido nada. 

Los votarás sí: En tu fiesta de Eurovisión se bebe Martini en copa, tus muebles están comprados en Maison Du Monde, siempre has pensado que las medias de color nude eran una ordinariez.

 

 

Eslovenia


Título y artista: ‘Disko’, LPS

Posición en apuestas: 38/40

Después de lo de 2021, ¿va a convertirse el nerd-disco en el nuevo género eurovisivo, junto al etni-pop y el schlager internacional? Se ve venir, pero al menos que sea de forma más entretenida que lo que proponen los LPS, que parecen aburrirse a sí mismos en escena. 

‘Disko’ es un baile de fin de curso en toda regla, con su arranque para bailar, su momento de bailar pegados, sus caras de situación, su cantante que parece salido de las optativas de tercero y rollito de orquesta contratada. La verdad es que el impacto que dejan en el escenario es más bien escaso, por mucho encanto que traten de darle a sus miraditas y pausas dramáticas.  

Los votarás sí: Veías ‘La Casa De Papel’ y Rio era tu personaje favorito, crees que no les pasa nada a las monturas de tus gafas de 2004, alguna vez has peleado por decidir cuál de las hermanas Simpson -Jessica y Ashlee, no Lisa y Maggie- era más coñazo.

 

Irlanda


Título y artista: ‘That’s Rich’, Brooke

Posición en apuestas: 32/40

La pobre Brooke: su propuesta dice ‘Confessions On A Dancefloor’ para teenagers, su actitud dice Rebecca Black para el salón de tus padres. ‘That’s Rich’ no es la peor de las canciones de este año, pero realmente condena a Irlanda a ese cajón de las genéricas que dice más bien poco o nada de su país, el clásico error que cometemos siempre desde España o Reino Unido y que este año hemos esquivado ambos. 

Es una canción simpática, juguetona, pero también súper vacía. Niña pera se mosquea con su novio y decide que se la traiga todo al pairo. Está bien para bailarla una vez haya acabado todo, pero ¿animará esto a que alguien levante el teléfono? Mucho lo dudamos, salvo que sea para buscar mejor cobertura. 

Los votarás sí: Tu concepto de Irlanda son los remixes de K-Klass de ‘So Young’ de The Corrs. Eres Willy el de mantenimiento. Te gustan los realities de Neox que nadie ve y tienes un blog donde los comentas.

 

Finlandia


Título y artista: ‘Jezebel’, The Rasmus

Posición en apuestas: 14/40

Los finlandeses han venido a hacer lo que mejor saben hacer: el finés. Y más aún con un nombre propio de hits retro para el resto de Europa y no tan retro para los del propio país, donde The Rasmus sí supo tener aguante bastante más allá de ‘In The Shadows’. Su propuesta eurovisiva tiene sus tintes rock pero es básicamente más bien de pop cañero con mucho salto y mucho air-guitar, incluso si el sonido de guitarra lo hubiera hecho en realidad el Audacity. Una propuesta entretenida, ruidosa y pegadiza que tendrá a más de uno meneando la cabeza en casa. 

Los votarás sí: Usas Just For Men, tocas la guitarra en las fiestas con amigos aunque te pidan continuamente que te calles, crees que Mónica Naranjo hace música “experimental”.

 

Islandia


Título y artista: ‘Međ Hækkandi Sól’, Systur

Posición en apuestas: 33/40

Si alguien quiere competirle a Estonia esto del country eurovisivo, llega Islandia con su trío rollo Dixie Chicks a conseguirlo. The Chicks, perdón. Las muchachas entonan una sobria propuesta de corte folkie, bastante anodino, bastante Lorde si un caballo paseara por su secta playera en el último año. La canción islandesa es mona, pero si se trata de captar la atención de un espectador para levantar un teléfono y votar por ella, mucho dudamos que vaya a tener semejante efecto. Eso sí, en una playlist de copita al atardecer y una novela en las manos, podría tener su lugar. 

Los votarás sí: Te has quedado dormido para las diez y media de la noche, si te gustó ‘El Hombre Que Susurraba A Los Caballos‘, si llamas ‘catsup’ al ketchup.

 

Bélgica


Título y artista: ‘Miss You’, Jérémie Makiese

Posición en apuestas: 19/40

Jéremie pretende llevarnos a la iglesia con un número pop góspel modernete que, oye, tiene su aquel. El muchacho tiene que conseguir defenderla en directo en condiciones en el escenario de Turín, pero su propuesta llega con los aesthetics estudiados, las voces bastante on point y el encanto suficiente para enamorar a los que busquen un número pop que sepa al tiempo tradicional y contemporáneo. 

Los votarás sí: Votaste a Famous en ‘OT’ pensando que este sería el devenir de su carrera y después te encontraste un pastel que ni en La Bella Easo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html