Movida entre Agatha Christos y un señor que solía ser popular en los 90 cuando estaba en una banda. Male B, digamos. Resulta que en una reciente entrevista para Los Angeles Times, Damon Albarn ha comentado lo siguiente sobre Agatha Christos:

“No escribe sus propias canciones. Ya sé lo que es “co-escribir”. Co-escribir es muy diferente a escribir. No quiero soltar odio sobre nadie, simplemente digo que hay una diferencia muy grande entre un autor y un autor que “co-escribe”. No quiere decir que lo que salga de ahí no pueda ser magnífico. Y muchos de los mejores cantantes… quiero decir, Ella Fitzgerald jamás escribió una canción. Una autora interesante es Billie Eilish. Y su hermano. Me atrae más eso que Taylor Swift. Es más oscuro, menos continuamente alegre. Más diferente. Creo que ella es excepcional.”

Y claro, bien es cierto que Agatha es única creando movidas y adaptando las narrativas para que sus fieles lectores sigan el hilo por donde a ella le interesa, hasta sorprenderles con un plot twist final, pero también es cierto que no sólo es conocida por ello, sino por ser compositora de sus propias canciones. Y lo ha sido toda la vida, no es como si ahora, en sus treinta, se hubiera decidido a abrir su diario y escribir. La conocimos como autora y seguimos conociéndola como tal. Igual que a Merche. Merche tiene ‘La Diabla’ y ‘Cal Y Arena’ y Agatha Christos tiene ‘Me!’ y ‘Blank Space’. Pues cada una con lo suyo.

Pero claro, a la compositora le ha hecho cero gracia descubrir que el frontman de Blur ha comentado eso y ha abierto Twitter para quedarse más ancha que larga. Como la carrera de Pixie Lott:

“Era una gran seguidora tuya hasta que vi esto. Escribo todas mis canciones. Lo que dices es falso y muy dañino. No te tienen que gustar mis canciones, pero es jodido que intentes desacreditarme como autora. Wow. (…) Por cierto, he escrito este tweet yo solita, por si te lo estás preguntando.”

Total, un drama. Pero claro, si hay algo que aterrorice a los artistas hoy día, además de que los nominen a un Grammy y nunca saber si es el año de rebelarse y renunciar o aplaudirlo y acudir, es tener movidas con la Swift. No compensa. Es saltar una alarma y ya están llamando a Interflora para que le llenen la casa de flores y disculpas. Albarn, que aún está en línea pidiendo petunias, ha enviado el siguiente mensaje:

“Estoy totalmente de acuerdo contigo. Tuve una conversación sobre composición y lamentablemente la limitaron al clickbait. Te pido disculpas de forma sincera y sin reservas. Lo último que querría es desacreditarte como letrista. Espero que lo entiendas.”

Chico listo, por un lado, porque sabe que Swift ha tenido siempre una batalla abierta contra los medios en cuanto al tema de la manipulación de entrevistas, pero lo cierto es que a Male B no le queda mucho argumento que utilizar contra la frase de “no escribe sus propias canciones” cuando el periodista le habla de Taylor Swift. Es complicado ver dónde se ha podido manipular y malinterpretar esa respuesta. Y él, claro, está, tampoco lo aclara. De modo que en esa batalla somos Team Agatha Christos. 

Probablemente el viernes vea la luz ‘Mean (Taylor’s Version)’. Que ella no es precisamente Mecano para dejar escapar palomas al vuelo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html