El Festival de Benidorm ya está de vuelta en antena y las seis candidatas de la primera semifinal pelearon por llegar hasta el prime time del sábado en TVE, donde se jugarán su billete a Turín con destino Eurovisión. Veamos cómo fue la noche en la que RTVE espabiló, por fin, después de más de dos décadas de sinsabores pre-festivaleros.

 

Los resultados de la gala

 

[-] MEJORES UNIQUE

Fue el Reina Sofía al completo en un escenario. Todas las exposiciones al mismo tiempo: la permanente, la itinerante, una sobre arte barroco y una de abstracto en la que el público llegó a confundir un brik de tomate que se le cayó al de mantenimiento al suelo con una obra real. Ese tipo de actuación en la que mezclan todos los conceptos de boyband: el punto One Direction de coros llenaestadios, los Nsync de la coreo imposible (cutrísimo el momento en el que corren a hacer la formación), los Blue de los outfits hortera, los D’Nash de los vocals discutibles.

Por si no hubiera suficiente con todo el show circense de arlequines, las volteretas, los saltos y las posturas, los chicos decidieron darse un beso en el escenario por, dicen, “diversidad”. Y de pronto, con semejante postureo cringey, estábamos todos de vuelta a 2006. ‘Mejores’ era la peor canción de este año con diferencia y el directo tampoco les beneficio. Poco bueno hubo que decir de todo este circo. 

 

[-] POSTUREO AZÚCAR MORENO

Lo de Azúcar Moreno fue ir al Benidorm Fest por un poco de… ‘Postureo’. Se conoce que tampoco tenían mucha cosa mejor que hacer y se plantaron en el escenario con una performance que estaba ensayada… porque ellas decían que lo estaba, pero si alguien nos cuenta que las acababan de secuestrar por separado y abandonado de pronto frente al escenario, teniendo que actuar a punta de pistola, también nos lo creeríamos. No atinaron con el vestuario, casi más para un downtempo que para este punto verbenero que tenía su canción, y con los paseítos por el plató y la nula química tampoco.

Pero el problema principal de las Azúcar, más allá de que se tocaran mutuamente con el miedo de que la otra la abofeteara de pronto en directo, fue el vocal. Los estribillos, con el backing track, sonaban tan fresquitos y petardos como el tema original. Las estrofas sonaban a Chiquetete con neumonía. Fue todo un poco Los Morancos haciendo de Azúcar Moreno en ‘Tu Cara Me Suena’. 

 

[4] RAFFAELLA VARRY BRAVA

Les tocó abrir el show después de que aquelle señore de le que usted me habla abandonara el Festival y la verdad es que lo suyo fue un derroche de buen rollo y color. Varry Brava arrancaban en blanco y negro para dejarse después envolver por el espíritu de ‘Raffaella’ y traer a escena el brilli brilli y el color rojo pasión. Eso sí, para hacer bien el amor hay que tener una realización que favorezca más. Hubo un puntito de planos desaprovechados en lo que parecía ir a impactar más, especialmente en el estribillo. 

El momento del teclado volador fue chulo, y las bolas de discoteca que inundan un costado del escenario tendrían mayor presencia en el centro. No sabemos si la decisión obedeció a que pudieran estropear la pantalla del suelo, pero de no ser así quedarían mejor acompañando al vocalista en plano. Más sensación retro, porque en este caso, más es más. En cualquier caso, nos alegramos de que el televoto impulsara su candidatura y dieran el sorpasso a unas Azúcar Moreno que, sí, incomprensiblemente estuvieron por delante hasta casi el final.

 

[3] SECRETO DE AGUA BLANCA PALOMA

Tuvo el directo más emocionante de la noche, pero seguimos viendo que la canción no acompaña a lo que transmite su voz. Seguimos viéndola bastante… correcta, a medio camino entre María José Llergo (bien) y la cabecera de una serie de época para las tardes de Televisión Española (no tan bien). La idea del vestido largo que va transformándose en telón con efecto acuático fue más o menos bonita en la teoría y también en la práctica. Pero se veían los cables, se veían sombras… deslució un poco el efecto que se esperaba que diera.

Eso sí, como decimos, ella estuvo espectacular a nivel vocal, lo que le hizo ganarse el favor del jurado profesional y un buen resultado del demoscópico. El único favor que realmente le pedimos a Pale Pigeon es que no siga repitiendo en cada entrevista que “no tiene televisión”. Porque hija, no es 1979 como para que eso de sensación de cultura. Y en este caso, no tenerla corre muy en la contra de una.

 

[2] TERRA TANXUGUEIRAS

Se tenía que liar en plató y se lió, porque si no esto no sería una preselección eurovisiva española. Nos gusta un pitar, un abucheo, un escándalo en el foso del público. Este año le tocó recibir al jurado, porque dejaban fuera de la final a las gallegas con sus votos. Realmente fue escandaloso que votaran mejor a Azúcar Moreno que al trío de ‘Terra’, pero con Tanxugueiras hubo luces y sombras. En el primer momento, nos encantó la actuación. Posiblemente con el efecto de que el tema se vende con facilidad -una de las mejores canciones de este año- y porque no podíamos pararnos a valorarlo todo con detenimiento. Ellas, poderosas, ofrecieron una buena interpretación vocal de la canción.

Pero faltaba trabajo en escena: sus props quedaban desaprovechados, ellas se salían de plano varias veces, casi todos los planos eran demasiado lejanos, los bailarines entraban al inicio, dejando a ‘Terra’ desprovista de punto álgido… debería haberlo sido el momento de baile tradicional con una de ellas acompañándolos, pero tras dos minutos de performance de los muchachos, esa era una bala gastada. Hay muy buenas ideas aquí, un temazo y unas profesionales fantásticas, pero falta planning y tijera.

 

[1] SLO MO CHANEL

¿Llevaríamos a Chanel a Eurovisión? No. ‘Slo Mo’ hubiera sido una buena candidata en 2016-2018, pero el año pasado el Festival dio la patada a propuestas como ‘Loco Loco’ o ‘El Diablo’. También se la dio antes a ‘Replay’. Y esto es repetir patrones a pesar de que los temas no se parezcan. Dicho lo cual: ¿merecía Chanel ganar la semifinal de ayer en el Benidorm Fest? Absolutamente. Y como somos de la opinión de que habría que separar Benidorm de Eurovisión, su victoria estuvo más que justificada. Porque fue la mejor en el escenario. Se los merendó. Estuvo espléndida. Y fue muy inteligente.

Porque se apoyo de backing track pero también cantó lo suficiente como para no parecer sólo un número de baile, y eso que el número de baile fue espectacular. Chanel tuvo la actitud y tiene el currazo detrás, que es lo que les faltó a muchos que pecaron de no entender que esto iba a salir por la tele. Cada movimiento de Chanel estaba pensado para dejar boquiabierto al espectador. Y ganó en jurado y en demoscópico -quedó segunda en televoto- porque se folló la semi de tal forma que las cosas para ella sólo podían acabar en orgasmo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html