‘What You Waiting For?’, Gwen Stefani en el país de los homenajes a los 80






Aprovechando el 15º aniversario del disco que lo acompañó, recordamos el papel de lead single de ‘What You Waiting For?’, una canción que describió por completo la situación de Gwen cuando fue compuesta.

Bienvenidos a ‘Qué Tiempo Tan Feliz!’, la sección con la que echamos la vista atrás a canciones que, por un motivo u otro, han marcado la historia del pop y creemos que son merecedoras de volver al recuerdo general. Coged vuestros minidisc, cassettes, vinilos o CDs, porque viajamos atrás en el tiempo para revisionar alguna joya.

Rebobinemos pues hoy hasta 2004, cuando Gwen Stefani metía el turbo para poder dar forma a tiempo a su proyecto en solitario. Las prisas, en su caso, salieron bien.

 

2004 no fue un año precisamente calmado para Gwen Stefani: recién regresada de su último tour con No Doubt, se vio obligada a quedar con Linda Perry para componer su primer álbum en solitario. Y es que la compositora sólo disponía de 5 días de trabajo para Stefani, con lo que la maquinaria tuvo que ir deprisa y corriendo.

«Tick-tock, tick-tock…», así arrancaba precisamente ‘What You Waiting For?‘, el lead single del proyecto, que era precisamente una narración de todo este proceso. El título vino de una frase que Linda Perry se soltó a la artista, cuando, tras un par de días de escasa inspiración y trabajos discutibles en el estudio, se presentó ante Stefani con la base del tema, y esta recobró un poco el interés por el proyecto.

La pareja consiguió encajar por fin las piezas del puzzle, y terminaron dando a luz uno de los mejores singles debut de la pasada década. La pasada a esta, que aún no hemos llegado a 2020, aunque sea cuestión de días. ‘What You Waiting For?’ encadenaba hooks, aprovechaba el fraseo un tanto loco de Gwen para montar una canción que pasaba por lo más pop de No Doubt, pero al mismo tiempo tenía una producción ochentera vibrante, bailable y acelerada, y servía de forma indirecta como grito contra el ageism. A fin de cuentas, Stefani ya tenía 35 años cuando decía aquello de «mira a tu reloj, aún eres una estrella femenina de moda, tienes tu contrato millonario y están esperando tu tema».

 

El motivo de creación de la canción y su mensaje en consecuencia eran tan buena idea, que por qué no terminar de llevarla más allá con el vídeo oficial del single. Así, usando como hilo conductor la historia de ‘Alicia En El País De Las Maravillas’ y su secuela, Gwen Stefani contó cómo un periodo de poca creatividad llegó a frustrarla hasta tener que pedir ayuda para poder salir del bache.

Tal cual, la historia es la misma que la real, hasta la parte de Alicia: Gwen llega de una gira, se mete al estudio de grabación, pero nada parece salir de su mente. Poco después, pide ayude a una agencia de compositores, que le prometen ir a devolverle la creatividad. Y ahí ve al conejo, y después se hace gigante dentro de una casa, y toma el té… todos los referentes habituales de Alicia. Y de paso, la canción de la que habla se va redactando en el papel.

Gwen despierta después tirada sobre el piano, con el papel repleto de ideas, y es cuando la muchacha de la agencia pasa a entregarle la factura. El vídeo abrió la veda a una etapa bastante estupenda para Gwen en lo videográfico, y fue recibido con entusiasmo por público y crítica. Ahora mismo se mueve en torno a los 40 millones de reproducciones, pero recordemos que vio la luz antes de la creación de Youtube, que no aparecería en nuestras vidas hasta mediados de 2005.

 

Curiosamente, ‘What You Waiting For?’ no terminó de calar en Estados Unidos: se certificó Oro por ventas superiores a 500k, pero el resultado fue del todo decepcionante, con un #47 de Billboard al que después pondrían solución sus siguientes lanzamientos. Pero el resto del mundo no lo recibió con tanta frialdad. ‘Waiting’ sí funcionó en el resto de mercados, llegando al #1 en Australia, al #4 en el Reino Unido y siendo top10 en países como Italia, Irlanda, Noruega, Finlandia, Francia, Suecia… en fin, que en Europa gustó bastante más. Y es que Estados Unidos aún no estaba demasiado abierto al pop tan determinadamente pop.

El single consiguió una nominación a los Grammy como Mejor Interpretación Vocal Femenina Pop, aunque no lo ganó. De hecho, Gwen no consiguió hacerse con ningún Grammy de entre sus 7 nominaciones en solitario. Al menos con No Doubt, consiguió 3 entre 2001 y 2005. Gwen sí se hizo con el Premio Brit a Mejor Artista Femenina Solista aquel año, así como con el VMA a Mejor Dirección Artística por este single.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies