Walls tiene un problema de gestión de espacios en el vídeo de ‘En Dos’

Si estás viendo la imagen principal del post y preguntándote qué demonios le ha pasado a Walls para acabar así, su nuevo vídeo, ‘En Dos’, podría darte la solución: ¿cómo no estar magullado con semejante habitación?

Imagina llamarte ‘Paredes’ como nombre artístico y luego tener un problemón con la gestión de las idems. Porque con su nuevo single, ‘En Dos’, no hay ningún problema aparente, pero con las cuatro paredes que lo ilustran… eso ya es otra historia. La canción en sí es el típico corte que en 2014 hubiera cantado Abraham Mateo pero que ahora, en 2021, se ha convertido en accesible para cualquier cantante masculino que vista como si acabara de descubrir a Nirvana. Que no veas si les agradecemos que se hayan entregado al pop y se limite el postureo a la apariencia. Quizá en un lustro veamos que pueden sonar así sin miedo a no aparecer como si llegaran de salvar a un gallo de una pelea de ídems en un bar de carretera. Pero pasito a paso, que asumir uno el rol de Nick Carter de su generación requiere un tiempo.

El caso es que Walls publica un single solvente, pero en su habitación no hay nada que lo sea demasiado. Para empezar, duerme debajo de una escalera abierta que no da a ningún lado específico. Como no va a estar el chico con la cara repleta de heridas si llega un sábado borracho a su casa e intenta acceder a la sobreplanta inexistente. La hostia tiene que ser cojonuda como falle la cama por unos centímetros. Y para colmo de males, puede golpearse contra una tele que dudamos bastante que tenga TDT, let alone alguna plataforma digital. A lo sumo pilla La2 y lo único que ve Walls es ‘Saber Y Ganar’. Por lo menos tendrá cultura entre tanto varapalo desde las alturas.

Después guarda la ropa e un burro, tiene una pared llena de vinilos y otra con carteles pegados a modo de collage. Y papel pintado. Hilary Farr sufriría un infarto de miocardio nada más poner un pie en esa habitación. Su reforma consistiría en darle fuego. A Dios gracias, Walls no pasa demasiado tiempo entre esas cuatro… erm, paredes, y se va corriendo a tocar con su banda en un club.

La banda también acaba de conocer ‘Smells Like Teen Spirit’, y parece que estuvieran tocando un tributo a Led Zeppelin en vez de una canción que bien podría haber cantado Aitana. Ellos living con la masculinidad frágil del pop, que es un melón muy a abrir.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html