#VMAs 2019 | 5 vídeos de Missy Elliott que justifican su Michael Jackson Video Vanguard






Missy Elliott recogerá este año el Michael Jackson Video Vanguard y lo cierto es que la rapera tiene catálogo para merecerlo: aquí van cinco vídeos suyos que merece la pena revisar.

Con una tardanza inusual, la MTV anunciaba ayer que la artista a recoger el VMA a Michael Jackson Video Vanguard de este año era Missy Elliott. Hablábamos de que era un win-win situation para ambas: Missy podría volver a intentar un comeback -a la tercera va la vencida- y MTV encontraba a quién galardonar que no fuera a ponerse exquisita por la polémica de ‘Leaving Neverland’ de este año.

En cualquier caso, a pesar de lo oportuno de su victoria, Missy Elliott es una más que merecedora ganadora del premio: su vídeografía ha estado más que a la altura durante toda su carrera y no sólo ha supuesto una dosis de espabilina para el rap de los noventa y dosmiles en lo musical, sino también en cuanto al imaginario visual.

Una mujer de altísimo talento rodeada de los mejores equipos creativos: cómo lleva 14 años sin publicar un disco de estudio es todo un misterio, pero mientras se decide a poner remedio a esto, repasemos cinco vídeo que la hacen merecedora del Michael Jackson Video Vanguard. Evidentemente, no están todos los que son pero son todos los que están. Y con esta expresión, nos han caído 14 años encima.

 

Pass That Dutch (Dave Meyers, 2003)

Un locurote marca de la casa, va transformándose según avanza el minutero: al principio, aparece Missy escribiendo su rap en pluma mientras recuerda a aquellos que se fueron, incluyendo a Aaliyah, que no sería el único vídeo en el que aparecería recordada.

Después, Missy se monta un ‘Los Serrano’ y aparece en diferentes lugares: un campo de maíz donde pasa de espantapájaros a montarse una coreografía grupal para después ser casi abducida por extraterrestres, y de mientras zamparse a un señor en la parte trasera de un coche. Y esto, recordemos, ocurrió en 2003.

El clip termina parodiando la escena de ‘King Kong’ con Missy ejerciendo las veces de gorila antes de que la despierten y se de cuenta de que la baba le ha podido arruinar todo el papiro kilométrico en el que ha invertido horas.

 

Gossip Folks (Dave Meyers, 2002)

En una época en la que los rumores sobre su sexualidad, sus altibajos con el peso y demás eran noticia día si y día también en Estados Unidos, Missy optó por coger el torno por los cuernos y lanzar ‘Gossip Folks’. ¿Y qué mejor para ilustrar un patio de colegio repleto de cotilleos que un… erm, patio de colegio?

Missy se llevó el tema a los institutos americanos y se montó un numerazo de baile y rapeo en sus pasillos, el comedor, y cada estancia del mismo hasta llegar al autobús. Algo después de que Britney revolucionara las hormonas de cada teenager, pero mucho más interracial y mucho antes del Coachella de Beyoncé.

 

One Minute Man (Dave Meyers, 2001)

Relato contrarreloj de Missy Elliott, Ludacris y, de nuevo, Dave Meyers, que en esta ocasión trasladan el momento de baile a un hotel cuya recepcionista ha sido elegida por el director de casting de ‘Yo Soy La Juani’ y ya te digo yo que más de dos nóminas no va a recibir. Missy aparece bailando en chándal blanco en el hall del hotel, porque para algo era la Rosana del hip hop americano y después se presenta Ludacris en diferentes habitaciones con relojes a todo trapo.

Relojes y camas, porque el despliegue de colchones móviles es bastante contundente. Quién necesita ir a una feria con toros mecánicos cuando puede reservar habitación en el Ibis de Missy Elliott y vivir la misma experiencia. De camino, algunas muchachas en bikini y otras con ropa de deporte. Pero nadie especialmente vestido para disfrutar de la estancia en un hotel chic.

 

Get Ur Freak On (Dave Meyers, 2001)

Fiestón postacalíptico que ríete tú de un backstage de ‘Noche de Fiesta’. Missy Elliott y sus compañeros -Timbaland como colega de juergas- se reúnen en un entorno que antaño sería idílico pero ahora es un cuadro de comedor. Bueno, de comedor tampoco, más bien de jardín pocho de ‘Sonrisas y Lágrimas’ gone emo. En plan tétrico.

Entre hojas, un montón de columnas a medio derruir y gente perfectamente coreografiada, Missy interpreta la canción siendo observada por figuras humanas que descansan en plan murciélago repleto de musgo. Y encima gritan: musgo gritón, como si el natural no fuera lo suficientemente incómodo de por sí.

 

Work it (Dave Meyers, 2001)

Sí, nos ha quedado una estupenda selección de vídeos dirigidos por Dave Meyers. Juramos que no lo hemos hecho a propósito, pero es que el director, como mano derecha de la rapera, no tiene discusión alguna. Las obras que han hecho juntos son estupendas, y ‘Work It’ es otro gran ejemplo.

Repleto de imágenes para la historia, ‘Work It’ arranca con Missy abordada por un centenar de abejas -yo a ese punto ya hubiera acabado con mi vida-, pero prosigue, como diría Rosalía, con altura. De pronto lanza una crítica a la América esclavista, que vuelve a recordar a Aaliyah (y a Lisa Lopes, de TLC), que se come un coche, que pone a un falso Prince pasándole las manos por encima como si estuviera tocando un theremín.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies