Vista la última actuación de Tamar Braxton, qué bien hace en anunciar su retiro

Tamar Braxton le hace un flaco favor a su último álbum -literalmente- presentándolo de esta guisa en el show de Wendy Williams.

Breve sinopsis para entender la situación: Tamar Braxton es la hermana de Toni, sí, la de ‘Un-Break My Heart’ y otros temas muy a la altura. Tamar estuvo buscando la forma de triunfar en la música y finalmente lo consiguió en 2013 cuando su álbum ‘Love And War’ fue certificado Oro y vendió casi medio millón de copias en Estados Unidos. Desde entonces, su carrera ha ido a la baja, pero ha conseguido mantener el nivel medio de relevancia.

Bien, ahora, cuando está a punto de lanzar su cuarto álbum de estudio, ‘Bluebird Of Happiness’, ha anunciado que abandona el mundo de la música y que este será su último disco. Claro que esto no se lo cree ni ella, pero Braxton afirma que lo hará para solucionar sus problemas de pareja, ya que está pasando por un importante bache personal y necesita centrar esfuerzos en eso. Vamos, que en 8 meses tenemos un disco, un EP y cuatro singles remezclados estando soltera.

Pero como decimos, el anuncio de su retirada está hecho, y cuando acabe de promocionar este lanzamiento, se hará efectivo. Eso sí, vista su última actuación, casi igual mejor que adelante un poco la decisión y se retire de inmediato. Lo decimos porque Tamar ha pasado por el show de Wendy Williams a presentar ‘Blind’, uno de los temas del álbum, y madre mía el circo que ha montado sentada delante de un piano.

Fíjate que es complicado que una actuación así de sencilla salga mal y se enrevese hasta los límites, pero es que Tamar es la reina de los imposibles. Para empezar, el tema está en playback, por si su entrada un segundo tarde o el extremo -e incomprensible- autotune de la balada no hiciera obvio este dato. Decimos incomprensible porque Tamar Braxton es una vocalista bastante decente, como para poder hacer un directo y no necesitar autotune en estudio.

Después la tenemos sacando de sí su mejor Lydia Bosch, y sobreactuando a lo largo de toda l canción. Pero rozando el patetismo, teniendo en cuenta que cuanto más sobreactúa, más evidente es que la canción está sonando de fondo. Probablemente incluso el pianista es de cartón piedra.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies