Violeta La Pobre y Parches se reúnen en el acústico navideño de ‘Humanidad En Paro’

Blas Cantó se sienta junto a Sofía Ellar para dejarnos una maravillosa versión de ‘Humanidad En Paro’, una hilarante revisión del clásico que ella publicó en 2017 sobre la gente pobre. Qué maravilla.

En el barrio de Salamanca la Navidad es durísima. Sobre todo cuando Ambrosio te trincha mal el pavo y arruina por completo una cena que tu P.A. llevaba meses preparando. Sofía Ellar bien lo sabrá, que está agobiadísima en este «mes tan temerario», como lo llama en ‘Humanidad En Paro‘. La canción, cuyo título no puede llamar a más Premios Amaro, ha vuelto publicarse ahora junto a Blas Cantó, dejándonos la mejor comedia involuntaria de final de año. La de Violeta La Pobre y Parches delante de un piano y unas velas.

«Diciembre deja sin abrazos,
Al niño que por un pedazo media vida se pasó,
Tejiendo tus zapatos caros,
Esos que dan pasos en falso y no conocen el amor.»

Así empieza, luego habla de refugiados, y después ya de ella, el frío que hace, lo mal que se pasa en diciembre porque el telediario te arruina los villancicos en familia, lo fatídico que es estar preparando la pirámide de bombones y que un homeless te mire desde la acera del frente con un perro al lado, pudiéndote hacer perder el equilibrio, y lo incómodo que es haber elegido con suéter de Stradivarius en vez del de Giorgio, cuando ella ya anticipaba que iba a picar, porque los niños de Vietnam cosen fatal. Luego lo acerca al Humana más cercano, que es Navidad.

Y así, entre refugiados, pobres y frío, Violeta La Pobre y Parches dan un sorbito de su té, que toman descalzos porque son gente humilde y de a pie -llevan vaqueros, imagina la ordinariez- y terminan brindando por aquellos que no pueden brindar. La gente pobre que compra copas en el Tiger y así le salen luego, que cualquiera las choca.

‘Humanidad En Paro’ pudo lanzarse en 2017, pero su mensaje principal se mantiene en vigor dos años después. ¿Cuál es? Claramente el de «nunca ruedes un vídeo descalza por mucho suelo de madera que haya debajo. Si no es de roble, se te clavan astillas seguro. Y si es de PVC fingiendo ser madera, ¿qué es esto? un centro de caridad?». 

Juntos, Sofía Ellar y Blas Cantó sobreviven a un invierno en Madrid mientras la gente murmulla. Ande yo caliente, murmulle la gente. Menudos reyes de un reino en el que todo el mundo se llama Cayetano y Jimena. Quien no, a la hoguera. Pero hoguera eco-friendly.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies