El vídeo de ‘All Too Well’ de Taylor Swift dura prácticamente lo mismo que la relación que lo inspiró

Desbordante intensidad en el vídeo oficial de ‘All Too Well’, de 14 minutos de duración para una canción que ahora dura 10 y que narra una relación sentimental de 60 días. ¿Un poco exagerado? El romance según Taylor Swift.

El estreno de ‘Red’ ha sido espectacular. Más allá de lo que sus múltiples formatos físicos vayan a vender a lo largo de la semana, el ‘nuevo’ álbum de Taylor Swift ha arrancado con más de 90 millones de reproducciones en Spotify, superando el récord femenino que ella misma ostentaba con ‘Folklore’. Y eso que hablamos de que es un álbum lanzado en 2012 con un puñado de temas rescatados del baúl de aquella era, sí, pero un álbum ya editado en su momento y disponible hasta ahora en plataformas digitales.

Para darle promo y visibilidad, Taylor Swift ha elegida la fan favourite ‘All Too Well’, que nunca se lanzó como single en la época, a pesar de ser una de las elecciones obvias del tracklist. Por entonces, Swift se había enfocado en su transición pop y eligió las piezas más uptempo y MaxMartineras por delante de esta canción.

‘All Too Well’ narra, esto es vox populi, la relación que Taylor Swift tuvo con el actor Jake Gyllenhaal, cuando ella tenía 21 años y él acababa de cumplir 30. Y siguiendo la letra de la canción, de 10 minutazos ahora y de 14 en su vídeo oficial, cualquiera diría que la pareja estuvo unida durante años. Lo cierto es que la relación duro dos meses. Pero debieron ser dos meses intensísimos en la vida de ambos, porque Swift lo cuenta con tanto detalle que desde el primer momento al último pareciera que hubieran pasado todas las temporadas de ‘Los Serrano’.

Total, que uno se da cuenta de que el vídeo oficial prácticamente recrearía la relación desde su inicio a su final plano por plano, porque no sabemos qué más podría quedar por contar de un affair tan breve. Alguna salida a comprar el pan que no está documentada, suponemos. Que luego ella adornaría sumando que de fondo se escuchaban pianos por la calle y las palomas se unían para recrear la forma de un corazón roto en el cielo neoyorkino. Y que la baguette había subido 20 céntimos no sabe muy bien por qué.

El vídeo, ideado y dirigido por Taylor Swift, es un take cinematográfico muy cuco. Exagerado, conociendo el background de la historia, pero muy cuco y muy bien planteado como vídeo oficial de un tema que merecía su espacio desde hacía 10 años.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html