‘Como Ves, No Siempre He Sido Mía…’, la puesta de largo de Belén Aguilera

Belén Aguilera se estrena por fin con un trabajo completo, ‘Como Ves, No Siempre He Sido Mía’, que narra la historia de alguien que se independiza de sus necesidades emocionales.

Le ha costado un par de años dar con la fórmula perfecta para vestirse de largo, pero Belén Aguilera ha conseguido recopilar sus primeras canciones en un debut, ‘Como Ves, No Siempre He Sido Mía…’, que otra cosa no, pero refleja al dedillo la personalidad de la artista en este momento.

Llega después de un buen puñado de singles y colaboraciones, y con el gancho de apenas cuatro temas inéditos hasta la fecha, pero como herramienta de presentación, Belén necesitaba un álbum completo. Y no parecía dispuesta a rechazar el material de su anterior EP, ‘Dormida’, sino más bien a adaptarlo al resto de contexto.

De esta forma, Aguilera dice contar una historia de autoreivindicación en la que va avanzando canción a canción hasta la luz de la última de ellas, ‘Republicanas’, su más reciente single.

Para entender mejor el álbum, veamos las tres ideas que lo identifican:

 

La belleza de lo aparentemente sencillo

Es complicado, complicadísimo de hecho, hacer balada en España. Si la balada no tiene un deje flamenco, al menos. Porque de esas tenemos para aburrir. Pero en lo puramente pop, Belén Aguilera toca las campanas que pocas vocalistas del país se animan a tocar. Las de la balada sencilla, con el gusto por la melodía directa pero resultona, la del sabor de esas canciones que parecen tan fáciles que es coser y cantar el empatizar con ellas.

Belen Aguilera no ha complicado la producción, a cargo de Allnightproducer y Luis Muñoz, de Lunáticos, y lo ha mantenido todo en lo sobrio, ligero, frágil incluso en el número más positivo del álbum -que no especialmente bailable-, ‘Republicanas’.

Ha sacado partido del la fase romántica del disco (‘Sálvame Tú’, ‘Ilesos’) del mismo modo que a la del drama emocional (‘Jaque Al Rey’, ‘Diferente’…) o a la de autoayuda (‘Mía’, ‘Republicanas’): tirando de sencillas melodías de piano y arreglos cristalinos que no empañen, sino que acompañen, a su principal herramienta en el proyecto: la voz.

 

La cercanía al público como principal herramienta

Y es que si complicado es sacar partido de una balada en el mainstream español, más difícil aún es tratar de hacerla cool. Y ahí es donde Belén más ha acertado, y lo que le ha garantizado la visibilidad de parte del público juvenil y con ello, los streams en plataformas. La historia es reconocible. Vivible. Es cercana para su target principal, ese público juvenil, sin llegar a serle ajena al adulto. Porque todos hemos pasado o vamos a pasar por un proceso de ruptura y reconciliación con nosotros mismos en algún punto.

Y Belén ha logrado trasladar el mensaje sin rizar el rizo, moderando lo poético para que no quede en algo frívolo e impostado, pero que su lírica tampoco resulte demasiado ramplona («has hecho bien en elegir a mi oponente, porque si me dieras lo que pido, ya no me sentiría diferente», canta en ‘Diferente’; «Todos buscamos un refugio, amor, aún no veo búnker más seguro que yo», en ‘Bunker’).

Y eso que Belén cumple todos los requisitos de perfil que ahuyentan al público joven: una gran voz, una colección de downtempos, un trabajo de presentación en mitad de una marea de nuevas estrellas y un sonido que encaja regular en las principales playlists del país. Y a pesar de ello, se ha superpuesto con una historia que ha enganchado a quien la escucha.

 

¿Qué dice aquí?

El mayor pero de ‘Como Ves, No Siempre He Sido Mía’ es el de la dicción. Un poco al hilo del modo de cantar de Ariana Grande, Belén Aguilera descuida la pronunciación de la mayor parte del álbum, dejando que el mensaje quede opacado por la melodía. Tiene la suerte de haber compuesto canciones a las que es fácil seguir el hilo, y por ende reenganchar al oyente con relativa sencillez, pero es una pena que haya que hacer esfuerzos para entender el todo.

‘Muere’, de lo más poético del trabajo, es directamente indescifrable, pero ya en temas como ‘Ilesos’, ‘Sálvame Tú’ o ‘Bunker’ hay que hacer esfuerzos extra para comprender más allá de tres estrofas. Lo que le resta funcionalidad a un disco que busca entrar de primeras, que es un trabajo de primera escucha y gancho, y no de pico y pala.

Al final, la escucha sin las letras delante se antoja similar al visionado de un capítulo mientras se hace la plancha: uno puede considerar que le ha gustado, pero hay un porcentaje del mismo que necesariamente se ha perdido. Quizá no fuera clave para la valoración y el disfrute, pero era un plus que se ha quedado fuera.

 

‘Como Ves, No Siempre He Sido Mía’ arranca con un perfil de absoluta dependencia emocional para culminar en un número despreocupado y de autoaceptación, dejando un sabor de «si yo he podido hacerlo, tú también podrás» que enamorará a su público diana. Podría decirse de él que es poco ambicioso, que tira de arreglos previamente puestos a prueba, que la capacidad de sorpresa durante el tracklist es escasa, e incluso que el número de temas inéditos deja ganas de más.

Pero también es cierto que Belén Aguilera es un producto poco habitual en España. En un país que ha visto pasar un número enorme de concursantes de ‘La Voz’ intentando llegar a agudos imposibles, viéndolos fracasar uno a uno con sus posteriores proyectos, por fin descubrimos a alguien que ha puesto sus gorgoritos al servicio de un trabajo funcional. Siendo, sin olvidarlo, autora y compositora de todos sus temas.

En su puesta de largo, ha captado la atención de la mayoría de los que la han visto llegar.

 

Temas clave: ‘Jaque Al Rey’, ‘Diferente’, ‘Mía’


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies