Usher vuelve al estudio | 3 errores y aciertos que debería tener en cuenta

Usher ha vuelto al estudio de grabación, y aprovechando su paso por el mismo, nos centramos en darle ciertos consejos de cara a su comeback.

Hace unos días, Usher fue noticia por haber participado en el último ‘Carpool Karaoke’ de James Corden. Bueno, por eso, y por tener herpes y perder millones por su culpa, pero centrémonos en el apecto menos desagradable de todo lo que manejamos. Según una encuesta a los usuarios que hemos realizado vía telefónica esta mañana, el 52% aseguraba que prefería montar en coche con James y el 48% prefería tener herpes, por lo que, finalmente, hemos centrado la atención en lo del ‘Carpool’.

En cualquier caso, Usher fue noticia por aquello, y nos preguntábamos: ¿para qué hace el muchacho eso ahora, cuando no tiene nada que promocionar entre manos? Pues bien, parece ser que ha sido para ir abriendo boca, porque Usher ya ha colgado imágenes grabando en el estudio con, nada más y nada menos que Jermaine Dupri. Sí, podéis iros echando las manos a la cabeza.

Dupri, que lo más emocionante que ha hecho en los 2010s ha sido producir un inmenso fiasco a Mariah y erm, ‘Like Mariah’ de Fifth Harmony, se encargará del nuevo proyecto de Usher. Posiblemente, todo acabará siendo una pifia enorme y tendremos que esperar otro par de años a arreglarla, pero ahora que estamos a tiempo, aquí van 3 aciertos y fallos de Usher que podrían ayudarle a centrar este álbum:

 

ACIERTO | ‘Climax’

Estando al borde de los 40, lo mejor que puede pasarle a Usher es que termine convertido en uno de esos “artistas de álbum” que fidelizan a ciertos fans con cada lanzamiento. La probabilidad de tener hits en el Hot100 es cada vez menor, y chico, para qué intentarlo pudiendo llenar giras y convencer a la crítica. La mejor herramienta para esto es hacerse un ‘Beyoncé’, es decir, centrar los esfuerzos en un álbum compacto, más melódico, con una producción más madura. Es decir, hacerse un álbum en el que ‘Climax’ o ‘Crash’ no fueran la excepción, sino la regla.

 

ERROR | I Don’t Mind

Y sí, somos perfectamente conscientes de que este ha sido el último hit de Usher, llegando al top20 del Reino Unido y Estados Unidos con ventas bien sanas, y siendo su segundo hit con más escuchas en Spotify (180 millones), sólo por detrás de ‘Yeah’ (184). Pero seamos francos: este es el clásico hit random de R&B que tiene éxito cuando suena la flauta, y ya podía haber sido de Usher, que de Mary J Blige, que de la mismísima Jamelia si nos ponemos. De pronto a las radios urban les da por volverse locas, la gente cede, y una canción R&B del montón se convierte en el éxito de la temporada. Desde luego, no es momento de seguir tocando campanas, para ver si suenan, en un noveno álbum de estudio.

 

ACIERTO | Good Kisser

Así es como uno se apunta a la moda del funk sin renunciar del todo a su sello personal: ‘Good Kisser’ funcionó bastante mejor en Europa que en Estados Unidos, pero la fórmula es la que aplicaríamos al nuevo trabajo del cantante. Sí, uptempo, sí, coreografía, pero sin caer en ritmos sobados, en reformulación de su primera época o en la imitación de modas del momento. Usher tiene que seguir sonando a Usher, pero como si fuera un producto de lujo, porque sabe como hacerlo y distanciarse del resto. Es lo que se llama montarse un Justin Timberlake. No puede quedarse perdido entre la marabunta de cantantes del momento.

 

ERROR | Dirty Dancer

Y precisamente al hilo de esto, ‘Dirty Dancer’ es exactamente lo que Usher tiene que dejar de hacer, porque no tiene edad, y muchísimo menos necesidad, de ponerse a competir con adolescentes: rendirse a la moda de turno -aquí trato de sonar a Dios Sabe Quién, porque nos perdimos entre Derulo, el propio Iglesias o David Guetta en sus referencias- no le funciona a Usher más allá de conseguirle un hit fugaz que meses después habremos perdido totalmente entre otros 150 iguales. A estas alturas de su carrera, renunciar a un sonido propio es un total no. Igual no da esto, que ‘Scream’, que ‘More’.

 

ACIERTO | OMG

Y ahora os explicamos qué es un sí: trabajar con el productor de turno. Sí, en 2010, Will.I.Am estaba en la cresta de la ola, y produjo temas bastante notables, como este, ‘OMG’, que fue el último #1 del cantante. ¿No desmonta esto nuestro ‘error’ anterior? No, porque la idea es que Usher tire de productor para modelar su música, no que el productor tire de Usher para que cante su canción. Por tanto, Usher podría trabajar hoy día con Mike Will, James Blake, BOOTS, Cashmere Cat, Pharrell, cualquier nombre, y sacarle partido al resultado. Pero como ya hemos dicho, ha optado por Jermaine Dupri, así que volveremos al sonido de ‘Confessions’, que sí, muy bien… para hace 20 años.

 

ERROR | She Came To Give It To You

No sabemos muy bien dónde cuadrar esta canción, si en el imitar el sonido del que está de moda -esto era un clarísimo descarte de Robin Thicke-, en acabar cantando la canción de su productor de turno -esto era, también, un demo de Pharrell que no había conseguido encasquetar a nadie-, o en intentar competir con adolescentes -invitar a Nicki Minaj en este tema, venga-. ‘She Came’ sonó planísima, aburridísima y acabó como se prevía, sin para del #89 en Estados Unidos a pesar de los esfuerzos.


Sin Comentarios.

Comentarios, aquí:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies