Como una loncha de queso en feminismo preso, ha llegado ‘We Represent’ de Bellepop

Han vuelto Bellepop. ¡Amén! Su nuevo single, ‘We Represent’, es el mess que esperábamos recubiertos de purpirina en la habitación, esperando a poder marcarnos una coreografía feminista.

Si por algo recordamos a Bellepop en su formación original y en su día, es por sus mensajes feministas: «busca un amigo que luche contigo», «tienes las pupilas vueltas del revés, entra en acción no hay dos sin tres», «hay que convencer a las que no se quieren mover». Prácticamente fueron las Clara Campoamor de la generación de los dosmiles. Vale, puede que no consiguieran el voto femenino, pero consiguieron que te compraras la revista Mía, semanalmente, para el suplemento de ‘Popstars’. Si eso no es ser una mujer de sueños cumplidos en la generación millennial, francamente, no sé qué podría serlo.

Y mientras todes fuimos mujeres de sueños cumplidos en aquella época, pronto terminaron destruidos. No convencidas con el giro que el sello discográfico les planteaba para el segundo álbum, las chicas decidían separarse. Y llegó el desembarco reggaetón con sus mensajes machistas. ¿Casualidad? No lo creo.

Pero 18 años después, Bellepop están listas para poner arriba esas palmas y arriba esas manos, y han vuelto con su nuevo single, ‘We Represent‘. La canción continúa con el mensaje feminista y ha acabado automáticamente con la carrera de Omar Montes y cancelado ‘El Hormiguero’. Simplemente con su publicación, dos logros históricos han sido hechos. Al menos en nuestra mente.

Las invitadas Roser y Mara Barros se unen a Elisabeth, Carmen Miriam, Davinia y la agente inmobiliario Hilary Farr, no para reformar una sótano habitable, sino para reformar la mentalidad de miles de oyentes con un mensaje contundente envuelto en una melodía Flos Mariae. Seamos serios, no se puede ser más tendencia que sonar a Flos Mariae.

Al inicio de ‘We Represent’, después del arranque de sintonía tipo ‘Espejo Público’, cada Bellepop suena a grabada en una punta del país, sin saber muy bien qué es lo que el resto están grabando al mismo tiempo. De ese modo, Elisabeth llega a la canción gritando sin ton ni son: no lo hace por pegote, lo hace para que despiertes del suelo hetero-opresivo-patriarcal en el que estás envuelto.

Después llega Roser, que pone el punto diva pidiendo los focos a su persona (para algo era esto de forma más que obvia, una maqueta suya) y Mara se encarga del middle-eight de la segunda mitad, vaticinando el key-change que jamás llega porque ese estribillo. No, no falta un verbo. Porque ese estribillo.

Si en 2002 teníamos aquello de «chicas al poder, en la calle y en su casa», el feminismo preso en una loncha de queso de 2020 llega con «we represent, we are the warrior girls». Son prácticamente Xena, la princesa guerrera. Sin el rollo bollo, que son Bellepop, no Vanesa Martín.

El vídeo se espera para las próximas horas, pero el derroche de fantasía merece un doble post.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies