TOP5 / Los mejores momentos de ‘Britney Ever After’, el biopic de Britney Spears






El biopic de Lifetime nos ha dado la vida, a pesar de su visión algo machista sobre los eventos. Y es que ¿quién no quiere un poco de realidad ficcionada al antojo del gran público?

Ayer se estrenaba en Lifetime el biopic de Britney Spears, ‘Britney Ever After’ que hacía hincapié en la caída a los infiernos de la artista entre 2005 y 2007 y su posterior recuperación. Lo que no esperábamos, y ha sido algo decepcionante, es que la mayor parte de este breakdown se le atribuya en la película a su relación con los hombres, y especialmente a la que tuvo con Justin Timberlake, que aparentemente, afecto en todas las demás. En cualquier caso, a pesar de lo paupérrimo del tratamiento de la historia, y del hecho de que tampoco esperábamos un peliculón, vamos a ver, la realidad es que ‘Britney Ever After’ deja unas cuantas escenas para el futuro.

Recuperemos nuestro top5 de momentos del biopic de Britney Spears, que se estrenó sin música de ella, todo un logro cinematográfico.

 

001 / El momento en el que Britney comienza a comer Cheetos

Es 1998 y Britney Spears ha sido contrata para servir de telonera a los Nsync. En el momento en el que se monta en el bus de la gira, Britney se maravilla con su contenido y no puede sino exponérselo de forma entusiasta a su madre. La actriz que hace de Spears, Natasha Bassett, es de hecho lo mejor de la película, porque su interpretación/parodia de Britney es espectacular en todos los sentidos. El caso es que estando en el bus, Britney comienza a comer Cheetos maravillada por la presencia de un Furby en una cesta. ¿Fue el inicio de una bonita amistad?

 

002 / El momento en que Nsync aparecen, sólo para cantar un ‘Cumpleaños Feliz’

Esa es toda la relevancia que tiene el grupo en el biopic, los pobres sólo salen juntos para dar una sorpresa a Britney Spears en el camerino y cantarle el cumpleaños feliz con la ropa más hortera que encontraron en su vestidor. Eso sí, la banda sirve de perfecta justificación para una discusión entre Britney y Justin en un club, que se zanja con Britney diciéndole «¡no soy yo la que está cayendo en charts!». Diva y reina de los charts dosmileros, aunque como se ha cebado el karma con ella con el tiempo, pobrecita mía.

 

003 / El momento en el que a Britney y Justin les roban «las cintas»

Grábales las caras, Juan, las caras, las caras. Porque Britney y Justin vuelven a su casita de playa, dispuestos a reposar de una jornada de baño, y oh Dios mío, les han robados las cintas. Nunca se ha hablado de un sextape de la pareja, pero dice Lifetime que ¡les han robado las cintas! Momentos de tensión, padres haciendo como que van a gritar pero no, y de pronto, en pleno éxtasis, cuando empezabas a creer que sería el hilo argumental de la película: nada, han pillado a unos niños con cosas de ellos y las cintas, y se las devuelven. Chimpún.

 

004 / El momento en el que Britney se ríe por no llorar tras su boda en Las Vegas

Otro de los grandes momentos del telefilm, que va un poco a trancas y barrancas, es cuando Britters se despierta en la cama al lado de Jason Alexander poco después de haberse casado en Las Vegas. La cantante se despierta y, medio efusiva por la cantidad de Frenadol que habría tomado la noche anterior, sufre un ataque de risa que toca a su fin cuando decide llamar a su madre para contarle que es una mujer casada. Un par de minutos después, está divorciada y a otra cosa mariposa.

 

005 / La paupérrima recreación de los VMA 2007

El presupuesto aproximado de la película es de 100 euros, y 90 de ellos se han invertido en pelucas y anillos de compromiso, con lo que no esperéis grandes despliegues a la hora de reacrear VMAs o similares, porque lo de la foto es lo máximo que vais a conseguir. Por no lograrlo, en lo de 2007 el biopic de Lifetime no consigue ni copiar el vestuario de Britney: la visten con unos pantaloncitos, un top y una gorra, cuando en realidad fue en ropa interior de brilli brilli y extensiones a la vista. Por supuesto, todo el drama de la actuación viene precedido por un encuentro con Justin Timberlake.

Eso sí, el drama de después de verse en pantalla, es maravilloso: «¿tan mal he estado? ¡dejadme ver el playback!» y Britney hecha unos zorros al borde de la llantina aguilera.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies