¿Por qué teníamos tanto miedo a que ‘Despacito’ quitara a Mariah Carey el récord de ‘One Sweet Day’?






‘Despacito’ y ‘One Sweet Day’ comparten el récord de canciones más longevas en el #1 americano, pero ¿por qué tanto miedo a que Luis Fonsi lo superara?

De no haber sido por la llegada del nuevo single de Taylor Swift a Estados Unidos, ‘Despacito’ hubiera tenido en su bolsillo, posiblemente no una, sino un par de semanas más -o incluso 3- en el #1, hasta que, insistimos, sin la existencia de Taylor, hubiera sido sobrepasada por el impacto de ‘Bodak Yellow (Money Moves).

Los días previos a su semana número 16 como líder del Hot100, los fans de Mariah Carey se empezaban a rasgar las vestiduras preguntándose cómo era posible que la canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee fuera a igualar el récord del dueto de la artista con BoyzIIMen en 1996, pero los días después de conseguirlo, ya era un clamor general el que existía en favor de la llegada al #1 de Taylor Swift y la caída de ‘Despacito’.

Sin embargo, y sin desmerecer en absoluto a ‘One Sweet Day’, desde aquí nos preguntamos: ¿por qué había tantísimo miedo a que la canción de Luis Fonsi tomara el control del récord de Mariah? Nos hemos decidido a analizar varios factores que rodean a este temor global.

 

¿Haría parecer ‘One Sweet Day’ un peor tema?

Hubo momentos durante aquel par de semanas que realmente daba la impresión de que la continuidad de ‘Despacito’ como líder global afectaba a la visión que el público tenía de ‘One Sweet Day’ de Mariah, como si el liderazgo de Luis Fonsi hiciera al clásico de la cantante americana perder parte de su encanto. Que un tema sea #1 nunca lo ha dotado de calidad, y es obvio si comprobamos que canciones como ‘Aserejé’ o ‘La Macarena’ son los más recientes éxitos en español en Estados Unidos, y no son el indicativo de la calidad general de la industria hispana.

Por otro lado, los fans del récord de ‘One Sweet Day’ se enfrentaban al problema generacional, obvio y lógico, a la hora de establecer comparativas. Para ser francos, la canción ni siquiera es un clásico reconocible de la artista. Es decir, fue un enorme éxito en Estados Unidos, pero nadie cantaría su estribillo si le preguntas por algún tema de Mariah. Es más probable que canten el de ‘Hero’, por ejemplo, que «sólo» aguantó en el #1 cuatro semanas. Es más, de un modo poco políticamente correcto, diremos que ‘One Sweet Day’ tampoco nos parece de las mejores canciones de la artista. Y no pasa nada. Pero el efecto generacional hace que su público se aferre a ella como si fuera la mejor canción de los noventa, aunque sólo el 1,8% de la población sea capaz de recordar su melodía de primeras.

Esa misma historia generacional lleva al público a cargar de inmediato contra ‘Despacito’ por ser una «mala canción». Honestamente, y aún entendiendo que gran parte de la sociedad esta harta de la misma, ¿en qué nos basamos para afirmarlo?

 

Las excusas de la «mala canción»

«Es que es un éxito reguetón como los hay 500». Para empezar, ‘Despacito’ coquetea con el reguetón, pero también con varios ritmos latinos que nadie se ha molestado en citar en la frase. Es como afirmar de ‘One Sweet Day’ que era «un éxito R&B como los había 500». Y creednos, aunque nos parezca increíble por nuestra mayor cercanía a la discografía de Carey, es un hecho que cualquier persona de gustos alejados lo diría.

«Es que la letra es básica». Bueno, la letra de ‘Despacito’ es la de un número de baile romántico, pero no es básica. Es decir «firmar las paredes de tu laberinto y hacer de tu cuerpo todo un manuscrito», nos vais a perdonar, pero no nos parece lo mismo que «ella tuvo un accidente, no me importa si ta crazy, no me importa si hace vino por ahí» o «un mojito, dos mojitos, mira que ojitos bonitos». Por tanto, la letra va acorde con la canción. Si nos ponemos exquisitos, «Porque has echado a volar, muy lejos, nunca imaginé vivir sin tu sonrisa» tampoco es precisamente un verso de Shakespeare.

«Es que es una canción del verano». Ya, por eso llevaba en el #1 de todo el universo latino desde enero. Evidentemente, en los países de habla inglesa su efecto irá perdiéndose tras el verano, pero es como pretender también que una canción de febrero, en el mercado inglés o americano, siga teniendo efecto en julio. Por el amor de Dios, ¡que se ha tirado 4 meses en el #1 y su remezcla fue editada en abril, dos meses antes del comienzo del verano!

 

No se trata de un hit de overplay

Otra de las cosas que más se ha comentado es que claro, «‘Despacito’ ha sido un éxito porque nos la han metido hasta en la sopa». No, amigos, ‘Despacito’ nos la metieron hasta en la sopa porque explotó apenas horas después de ponerse a la venta, como evidenciamos en el primer post que dedicamos a la canción de Luis Fonsi. En su versión en ingles, junto a Justin Bieber, tampoco hizo falta el overplaying: para cuando fue lanzado el remix, ‘Despacito’ rondaba desde hacía semanas el top40 americano, algo complicadísimo para una canción en español. Por tanto, salió disparada al top10 con la colaboración, y paulatinamente, aunque con bastante rapidez, fue añadiéndose a radios. Es más, pasó dos meses en el #1 antes de llegar a ser la canción más radiada de Estados Unidos.

Por establecer una comparativa: ‘One Sweet Day’ de Mariah Carey fue la canción más pinchada de las radios americanas durante… ¡13 semanas de sus 16 cómo líder!

 

¿Preocupaba su condición de One Hit Wonder?

Esto es lo único que entendemos realmente de lo preocupante de ‘Despacito’: ya hablamos de que será, seguramente, la canción que entierre la carrera de Luis Fonsi de aquí en adelante, y por ende, entendemos que un one-hit-wonder de la lista americana quitándole el récord de #1 longevo a una artista con una carrera contundente durante los 90, pues queda algo feo. Pero echemos un ojo a los singles con más semanas en el #1, y veremos como ahí están Mark Ronson, Los Del Río, Robin Thicke, Brandy & Monica… ¿realmente era tan preocupante un one-hit-wonder más en la lista?

 

«En 5 años nadie la recordará…»

Finalmente nos quedamos con esta frase. Vamos a ver, por aclararlo, eso es… mentira. Y vamos a poneros el ejemplo con una canción que serviría de equivalente en lengua inglesa: ¿alguien realmente no es capaz de recordar ‘I Gotta Feeling’ de los Black Eyed Peas? Aquella canción fue, si cabe, aún más pinchada que la de Fonsi, aún más irritante incluso, y sigue sonando en el 50% de las bodas, bautizos y motivos festivos a los que uno acuda. Es decir, no, en 5 años no olvidaremos ‘Despacito’, ni en 10, ni posiblemente en 20, porque es una canción que ha dejado marcada a toda esta generación.

Igual que nadie que se mueva entre los 30 y 40 ha olvidado ‘Wannabe’. Igual que recordamos todavía muchas otras canciones que, de acuerdo, posiblemente no merecían el Grammy a Canción Del Año, como tampoco lo merecerá ‘Despacito’, pero están repletas de hooks. No vamos a negar que, como composición, son un derroche de inteligencia y ganchos para mantener la atención del público durante años. ¿Cuántos estribillos tiene el tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee? ¿3? ¿4? Si algo tiene ‘Despacito’, es que es complicada de olvidar.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies