Taylor Swift se convierte en surrealista co-protagonista de un altercado de la policía

Un clásico de Taylor Swift sirve de surrealista banda sonora a un momento en el que la policía de Estados Unidos trataba de cuidarse las espaldas. ¿Qué pensaban hacer que no pudiera haber sido visto?

Vamos a hacer un resumen un poco serio antes de empezar con el post que es consecuencia: en San Leandro, Estados Unidos, un policía acaba con la vida de Steven Taylor, un hombre negro de 33 años que estaba sufriendo una crisis de salud mental. Una organización de contra la brutalidad policial, la APTP, acude al juzgado donde estaba ocurriendo una vista en torno al caso para colocar una pancarta.

Y aquí es donde empieza el circo.

El director de la asociación, James Burch, está pensando en dónde colocar exactamente la pancarta contra la brutalidad policial, cuando aparece la policía, que les pide que se abstengan de colocar el cartel. Vista la situación en Estados Unidos, donde si uno no es albino corre el peligro de recibir una paliza ante cualquier situación, los allí presentes deciden grabar con sus móviles el altercado con la policía. Just in case, la policía también graba la situación con las cámaras incluidas en sus uniformes. Pero ocurre un giro argumental.

Porque el policía empieza a pinchar ‘Blank Space’ de Taylor Swift. Como lo oís. Los chicos de la pancarta alucinan y le preguntan «¿por qué has puesto música pop? ¿Vamos a celebrar un baile o algo?», flipando con que el clásico salido de ‘1989’ esté sirviendo de banda sonora a semejante momento. Pero la música sigue, con el policía comentando simplemente que «está escuchando música», llegando a preguntarles con cierto retintín ridículo «si es que ellos nunca escuchan música». El pobre, tenía un poco de aspecto de llevar pañales por si le fallaba el control de esfínteres por combinar más de una idea al mismo tiempo.

Pero la estupidez le dura poco y termina confesando pronto el motivo de la aparición de Swift. «Sólo sé que podéis grabar esto pero no subirlo a Youtube». He ahí: la política con derechos de autor de la plataforma debía evitar que la escenita que el policía estaba montando llegara a ojos de todo el mundo. Especialmente conociéndose el control de Swift con los derechos de sus canciones.

Pero el policía no está muy pegado a la actualidad y un detalle se le escapó: Taylor Swift está regrabando su material y no es dueña de los derechos de las canciones de ‘1989’, con lo que a ella que suene ‘Blank Space’ se la barniza. Sólo si Youtube decidía bloquear el vídeo no llegaría a la plataforma, pero la artista difícilmente se molestaría en denunciarlo.

Y la jugada le salió aún peor: tras el circo montado, y sin que Youtube pusiera impedimentos, el vídeo llegó a viralizarse, con casi medio millón de visitar en apenas un día en activo. Lo increíble es que, si la conversación fuera a ser normal, sobre quitar una pancarta, tres pitos le importaría al policía que eso fuera compartido. Pero preveía comportarse de un modo incorrecto y probablemente legalmente discutible. Por eso sonó la música.

Qué vergüenza.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html