El talent show chino está haciendo más bien poco en favor de la carrera de Jessie J

Jessie J sigue participando en ‘Singer’, un talent show chino que la ha colocado en el disparadero de Youtube, pero que, a la larga, no parece ir a beneficiarla en absoluto.

Mucha gente amante del pop se quedó a cuadros cuando Jessie J anunció que participaría, como concursante, en un talent show chino, llamado ‘Singer’, que básicamente sigue un poco la tónica de ‘Tu Cara Me Suena’, sólo que sin disfraces. Cantantes populares interpretan canciones de toda la vida, y semana tras semana, van siendo descalificados. La cuestión es que Jessie J es la única cantante occidental del concurso, lo que llevó a mucha gente a preguntarse cuál era el objetivo de la cantante en ese plató.

Pasadas las semanas, la británica ha visto como varios de sus vídeos se han convertido en virales en internet, lo que más o menos responde a la pregunta: Jessie J buscaba visibilidad a sabiendas de que el programa compartía su contenido en plataformas como Youtube. Y daba lo mismo que el programa fuera emitido en China o en Andorra si el contenido era compartible.

Ahora bien, nosotros somos de la opinión de que la táctica, a primeras oportuna, no va a terminar beneficiando en absoluto a la artista, y lo que es más, está dañando aún más a su carrera. A continuación os explicamos los porqués en los qué basamos nuestra opinión.

 

Porque evidencia una discografía nada a la altura

Si algo está quedando claro con las apariciones de Jessie J en el show, es que es una gran cantante. Es más, su técnica vocal ha ido mejorando con los años, ha dejado atrás algunos excesos, y aunque sigue resultando vocalmente algo barroca, es indiscutible que es una de las grandes voces del pop de la última generación. Ahora bien, si muchos están descubriendo esto ahora, es porque su discografía no está para nada a la altura.

Alguien nos decía hace unos días que parecía que «esa era la Jessie que ella realmente quería ser, la diva de vestido largo y canción clásica», y puede que sea verdad, pero uno no hace sino plantearse qué hace entonces lanzando cosas como ‘It’s My Party’, ‘Price Tag’ o incluso ‘Queen’, de su último y supuestamente personal trabajo.

Son canciones que no dejan ver el potencial de la artista, y de ahí que muchos hayan flipado con su ‘My Heart Will Go On’ o su ‘I Have Nothing’. El programa ha dejado claro que lo que Jessie necesita son… canciones. Melodías más claras, menos producción y más musicalidad.

 

Porque su viralización es un arma de doble filo

El problema con la viralización de sus actuaciones, y del impacto positivo aparente en el público, es que Jessie J ha quedado transformada en una cantante tributo. Es el mismo problema que tiene Jennifer Hudson, ganadora de un Oscar y un Grammy, e incapaz de seguir la estela del único papel y canción memorable que tiene hasta hoy. Es un poco el mismo handicap de Leona Lewis, o en menor medida de Christina Aguilera. Un perfil de cantante a la que invitar a una gala únicamente si hay alguien a quien rendir homenaje. Una gran voz que sirve para cantar canciones buenas que no sean suyas.

En definitiva, Jessie J corre el riesgo de quedar metida en un catálogo de intérpretes excelentes de bodas, bautizos y comuniones.

 

Porque no hace sino retrasar su álbum

El motivo más evidente que no le hace ningún favor es este último: Jessie J anunció ‘R.O.S.E.’ hace tantísimo tiempo, que mucho dudamos de que finalmente ese proyecto vaya a ver la luz. Los singles del disco no han funcionado bien en absoluto, ninguna canción se ha visto beneficiada de sus apariciones en redes y medios, y difícilmente va a poder retomar un proyecto que ya parece olvidado después de meses de ausencia. Es más, el problema de su estancia en China es que la aleja de su principal mercado, y uno de los pocos que tiene una vez pasada la ilusión de ‘Bang Bang’, prácticamente, propiedad ya más de Ariana Grande que de la propia Jessie: el Reino Unido ha encontrado a nuevas estrellas y no parece ir a tener hueco para un intento de comeback a golpe de baladón.

 

Con las cosas así, mucho nos tememos que ‘Singer’ se ha convertido más en un clavo ardiendo para Jessie J que en una oportunidad, un poco lo que le ocurrió con el ya citado ‘Bang Bang’: se crea la ilusión de que está en todo lo alto, pero realmente después no tiene un resultado significativo en ventas o público. Aún recordamos Vistalegre prácticamente vacío en plena resaca de ‘Bang Bang’ y con ‘Price Tag’ sobreradiado en las primeras emisoras españolas. Su paso por China podría tener el mismo efecto en UK a la mínima que se descuide.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html