Fue el último gran lanzamiento de ABBA como single antes de su separación, y en la obra de teatro de ‘Mamma Mia’ tiene un numero psicodélico genial, que fue ignorado en la película de Meryl Streep.

Read More