Emma Marrone tiene el discutible orgullo de haber obtenido el peor puesto histórico de Italia en Eurovisión: su actuación no fue especialmente brillante, pero la canción merecía más. Al menos su carrera ha seguido en lo alto después.

Read More