La afamada influencer no pudo más y entregó su carrera como monitora de gente pobre a la ingesta de entremeses industriales y al Häagen-Dazs. Beyoncé podría ser la culpable de su debacle.

Read More