Lizzo e Iggy Azalea acaban enzarzadas en una absurdísima polémica que culmina con Shawn Mendes y Camila Cabello saliendo reforzados de la misa, sin comerlo ni beberlo.

Read More