Evidentemente, el destino de los remixes pinta bastante distinto: The Weeknd aspira a llevar su último single al #1 de Billboard, mientras que Katy Perry se conformaría con el bubbling under.

Read More