James Blunt y Beatriz De York conspiran para asesinar a Ed Sheeran pero acaban dejándole solo una pequeña marca en la mejilla con una espada.

Read More