En 2004, Brandy se había hartado de todo: del sonido de Darkchild, de su-exmarido, de su papel en el mundo de la música. ‘Afrodisiac’ se convirtió en su remedio para aquel momento.

Read More