Un suceso paranormal inunda el vídeo de ‘GTFO’ de Mariah Carey

Mariah Carey estrena el vídeo de su nuevo buzz single, ‘GTFO’, en el que sale espléndida pero es eclipsada por un inexplicable suceso paranormal.

Mariah Carey estrenó su nuevo single ayer, ‘GTFO’, y la verdad, nos dejó bastante fríos. Pero bueno, como ya nos explicamos bastante durante el post de análisis del tema, y hay un nuevo single -el definitivo aparentemente- el próximo 5 de octubre, sigamos dándole un margen a Mariah para terminar de convencernos del todo con su nueva etapa. ‘With You’, que es como se llamará el siguiente corte, tiene bastante fácil llegar a ese objetivo, así que esperaremos.

Ahora, pasemos a comentar el clip del buzz single en cuestión, en el que Mariah sale espléndida. Las cosas como son, la diva de clásicos como ‘The First Noel / Born Is The King’ hacía años que no estaba tan estupenda, no sólo a nivel corporal sino también facial, porque al perder algunos kilos -y probablemente con algún que otro hilo tensor- ha recuperado la cara de la Mariah clásica, con lo que en ‘GTFO’ se saca todo el partido posible y más.

Sin embargo, todo su momento de diva de primer plano, y de diva de la lencería -por favor, ¿puede alguien darle ropa a Mariah, que nos va en sostén la mitad del día y se va a coger una pulmonía?- se ve empañado porque a lo largo del vídeo de ‘GTFO’ ocurre un suceso paranormal de lo más tétrico.

¿Qué es? ¿El fantasma de Bianca acechando desde la bañera llena? ¿Algún espíritu ocupa la casa a oscuras del vídeo en cuestión? No, amigos, la respuesta está en la mirada de Carey. La mirada tiene vida propia, la mirada no obedece a las reglas de la naturaleza, y uno de los ojos de Mariah ha decidido que se cierra y abre cuando se le antoja, que diría Beatriz Luengo feat. Mala Rodríguez.

Si observamos con detenimiento el vídeo de ‘GTFO’ vemos que este suceso no tiene lugar únicamente en una ocasión…

…ni en dos…

…o en tres:

Ocurre de manera constante, cada vez que Mariah intenta parpadear, uno de los ojos decide cerrarse bien, pero el otro no, el otro, rebelde, se queda entreabierto, como estando en tensión, como queriendo vigilar que la bañera no desborde, a pesar de estar despreocupada en la cocina con una copita de Don Simón.

El ojo de Mariah reta a la física, a la química, y a la medicina alternativa. Incluso a tu saliva en su saliva:

El ojo de Mariah está en alerta constante, es prácticamente un agente de incógnito del FBI. Decimos más, el ojo de Mariah es la versión pupilar de Jason Bourne:

Se requiere de años y años de ejercicio para conseguir vigilar de cerca los movimientos de cada enemigo y aún así, 20 años después, seguir sin saber quién es Jennifer Lopez. Ya os decimos que siempre ha debido seguir su carrera de perfil izquierdo. Y claro ese es el que está cerrado:


Sin Comentarios.

Comentarios, aquí:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies