‘Style’, de cuando a Ryan Adams le dio por versionar todo el ‘1989’ de Taylor Swift

Viajamos hasta 2015 cuando, un año después de publicarse el ‘1989’ de Taylor Swift, Ryan Adams lo versionaba enamorado del disco original. La cantante acabó encantada con el resultado.

Bienvenidos a ‘Cómo Hemos Cambiado’, la sección de la web que, reivindicando a Presuntos Implicados en su nombre, va a analizar algunos de los covers más populares del mundo del pop, muchos de los cuales seguro que no sabíais que eran versiones. O seguro que sí, porque chico, hoy la Wikipedia lo desvela todo y no deja a uno ni sorprenderse de que Natalie Imbruglia lleve toda la vida viviendo de un cover. En cualquier caso, esperemos que disfrutéis de esta sección, y vamos allá con la canción que hoy nos ocupa, ‘Style’. 

En 2014, Ryan Adams acabó enamoradito del ‘1989’ de Taylor Swift. Decía que le parecía un álbum «repleto de alegría» y «con un universo propio» y pidió permiso a la cantante para reimaginarlo por completo. Swift, fan a su vez del propio Adams, dio su beneplácito flipando porque al cantante se le pasara la idea por la cabeza. Un año después de la publicación del original veía la luz el de Ryan Adams, totalmente adaptado a su imaginario. Taylor Swift, encantada como estaba, dijo que las versiones de Ryan habían influenciado muchas de las performances que haría de las canciones en aquel tour.

Hoy rescatamos ‘Style’ por ser una de las apuestas del disco de Ryan Adams que no se limitaba a desnudar el disco de electrónica y dejarlo en plan sad-boy con banda, sino que la hacía incluso más cañera que la original. De hecho, hay puntos de su ‘Style’ que suenan más a hit de The Killers que a catálogo de Adams. El estribillo a gritos, rompiendo con las ya potentes estrofas, esos aires de cabeza de cartel de cualquier festival levantado al público a mitad del concierto… ‘Style’ es de las adaptaciones más revolucionadas de su visión de ‘1989’.

Eso sí, el artista cambió las referencias a James Deen, los pintalabios y las minifaldas por una letra que le quedara un poco más acorde en el estribillo. Tampoco es que necesitemos ver a Ryan Adams en minifalda. No tiene el hombre aspecto de lucirlas como un Yotuel, precisamente.

 

Era de los temas más inmediatos de ‘1989’ y parecía una elección obvia como single del mismo. Taylor Swift había dado el volantazo definitivo al pop y ‘Style’ definía muy bien toda aquella época suya: aún sonaba chocha y cursi, porque sino no sería Taylor Swift, pero se permitía jugar con sonidos más cercanos al funk y al synth-pop para dar pasos adelante también en sus melodías y construcciones, más cerca de la adultez que de aquella primera niña que nos describía una relación mediante Romeo y Julieta. El nivel de azúcar estaba ahí, porque es marca de la casa, pero descendía el número de azucarillos por tema.

El vídeo oficial de la canción, de hecho, es otra demostración de este paso: es más oscuro que sus predecesores, más simbólico y artístico, pero sigue teniendo ese halo de anuncio de colonia necesario para no espantar al público.

Originalmente, por cierto, ‘Style’ se compuso sobre una base bastante más guitarrera, producida por Ali Payami, pero cuando Max Martin y Shellback entraron al tema, la cosa giró un poco hacia la electrónica.

 

Evidentemente, Taylor Swift. ‘Style’ fue otro hit más para su colección y ‘1989’ tuvo un éxito mastodóntico que lo convirtió en uno de los álbumes esenciales para entender el pop en los 2010s. Probablemente el segundo más esencial tras el ‘Teenage Dream’ de Katy Perry. ‘Style’ suma 202 millones de escuchas en Spotify -y eso que recordemos que durante años no estuvo disponible en la plataforma- y otros 646 millones en Youtube, inflados precisamente por el hecho de la escasa disponibilidad del tema en su día. La canción fue #1 en Canadá, #6 en Estados Unidos, #8 en Australia y #21 en Reino Unido. Fue certificada Triple Platino en Estados Unidos, Triple Platino en Canadá y Platino en UK, a pesar de su relativamente bajo puesto de peak (pasó más de 2 meses entre el #21 y el #40).

Ryan, por su parte, tuvo resultados más modestos, como era obvio, porque su ‘Style’ ni siquiera fue lanzada como single: 7,5 millones de escuchas en Spotify y 1,8 millones en Youtube -el audio oficial del tema-. El disco, al menos, fue #7 en Estados Unidos y #19 en Reino Unido, dándole uno de los álbumes de mejores peaks de su prolífica carrera (17 álbumes en 21 años).

¿Con qué versión os quedáis vosotros? 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html