Soraya en ‘Tu Cara Me Suena’: ¿será el programa realmente beneficioso para ella?






Soraya Arnelas está pasando por ‘Tu Cara Me Suena’ entre aplausos del jurado, pero cada vez más discutida por el público: ¿sacará algún beneficio de su participación en el programa?

‘Tu Cara Me Suena’ es, probablemente, el mejor escaparate que la televisión actual tiene en parrilla. Participar en el formato no sólo suele suponer un chute de relevancia para los concursantes del mismo, sino que además, tiene un punto más importante: es un chute de relevancia positiva.

Es decir, los participantes pueden no estar en su mejor momento comercial -en el caso de los cantantes, por norma general, salvo excepciones-, pero el programa les da la oportunidad de, además de volver al boca a boca del público, mostrar su talento sobre el escenario y su capacidad de camuflaje. En muchos casos, el paso por el programa ha revertido en resultados comerciales más positivos: Angy (T1) pudo lanzar un segundo disco cuando nadie lo preveía, Edurne (T3) mejoró bastante sus resultados con ‘Adrenalina’, Rosa López y Beatriz Luengo (T5) pudieron marcarse un comeback tras su concurso -con desiguales resultados-, y Blas Cantó (T5) triunfa en solitario con ‘Complicado’, su primer álbum.

«El programa da a sus concursantes la posibilidad de mostrar su talento y revierte en resultados comerciales mejores.»

Aquellos cantantes que no consiguieron encaminar tan bien sus proyectos (Roko, Lorena Gómez, Ruth Lorenzo, Melody, Xuso Jones…), al menos consiguieron lucirse, lanzar material propio que de otro modo no hubiera visto la luz, y sumar un buen puñado de fans.

Basándonos en esa lógica: ¿está este año Soraya más cerca de la primera lista, la segunda, o de ninguna de las dos? La cantante viene de un bajón comercial importante, con un cambio de estilo al español que no termina de darle estabilidad y unos bolos y shows cada vez más low cost y menos personales. La cuestión es si ‘Tu Cara Me Suena’ le valdrá o no como revulsivo, porque no lo tenemos del todo claro, y pasamos a explicarlo a continuación.

 

Soraya está luciendo un perfil que después rechaza

De primeras, Soraya no pertenece al segundo listado porque ella sigue lanzando singles, sin aparente problema, de cuando en cuando. Lo hace, además, desde su propio sello discográfico, Valentia Records, por lo que su posición de cara a lanzamientos es mejor que la de muchos otros concursantes.

Eso sí, existe una importante desconexión entre la imagen que Soraya está dejando en el concurso y la Soraya de la vida real, lo que puede terminar desembocando en que el público no identifique su proyecto personal con su paso por el concurso, como ya le ocurriera a Roko, cuyo debut poco o nada se parecía a lo que mostró en el programa.

«¿Dónde queda después el perfil pop que muestra en el programa?»

La impresión es que Soraya está explotando su perfil más pop en ‘Tu Cara Me Suena’: Rihanna, Dua Lipa, Katy Perry, Rosalia…, pero cuando le toca grabar sus propias canciones, ¿dónde queda todo eso? Soraya habla de «etapas» al referirse a su nueva perspectiva latina, pero se puede hacer una recoversión latina a lo Sweet California, o se puede terminar grabando ‘Yo Brindo’ y ‘El Pretendiente’. Dos canciones tan rematadamente vacías y feas que, ni están a la altura de su intérprete, ni a la de su discografía previa.

Se salva, de sus últimos singles, ‘Que Bonito’,  porque aunque tampoco es que le tengamos devoción precisamente, al menos tiene una melodía más trabajada y un objetivo mucho más claro que las otras dos. Y eso también se deja sentir en el número de streams de cada tema.

 

Parece que todo supone más una satisfacción personal que profesional

Ante esta desconexión -por ahora, Dios sabe de los planes de futuro de Soraya, quizá nos sorprenda-, lo que parece que es que Soraya esté aprovechando el programa para jugar a ser popstar. Y es que lo tiene todo hecho: puede disfrutar de un gran escenario, un grupo enorme de bailarines, un vestuario de estrella del pop, unas canciones ídem… es indudable que Soraya está gozándolo con cada presentación, más allá del resultado final.

Y puede que sea la forma de quitarse la espina de no poder marcarse una actuación así con ‘Dreamer’, con ‘Plastic’, con ‘Long Time’ o ‘You Didn’t Do It’, que hubieran sido un puntazo con tal derroche de atrezzo. Y es que sí, Soraya tiene un buen puñado de temas pop interesantes. En parte, también entendemos que, en el fondo de su mente, algo como ‘El Pretendiente’ tenga un mensaje del tipo «para qué me voy a currar canciones potentes, si el resultado es el mismo o peor». 

 

Se intuye trabajo, pero no escucha al público

Casi todas las semanas escuchamos a alguien del jurado hacer hincapié en el trabajo que Soraya hace tras las cámaras. Parece que quisieran reforzar el mensaje porque se intuyera que el público no termina de verlo. Y sería absurdo pensar que no hay trabajo tras las imitaciones de Soraya: la cantante se ha aprendido coreografías, gestos, canciones… trabajo hay. En la suya y en la de sus compañeros, porque, de lo contrario, el programa sería un desastre.

Pero también es verdad que, vocalmente, Soraya se ha lucido apenas en un par de programas como imitadora. En el resto, se centra en lucirse como cantante, lo que nos lleva de nuevo al punto de la satisfacción personal: el juego de ser estrella del pop, no imitadora.

Lo peor del caso es que, si uno echa un vistazo a los comentarios del público en las redes sociales de ‘Tu Cara Me Suena’, todos los que respectan a Soraya señalan que la artista canta con su voz, y nadie intuye imitación alguna en sus actuaciones. Ella, en vez de tomar nota y tratar de poner un especial énfasis en su trabajo vocal, ha optado por ponerse a la defensiva en sus perfiles restando importancia al mismo público del que después, en cierta medida, dependerá.

 

¿Era realmente el trabajo que Soraya necesitaba para un revival?

Las apariciones televisivas para los cantantes suelen siempre darles algo de bombo: bien lo sabe Mónica Naranjo, bien lo sabe Marta Sánchez, Ana Torroja, y mucha otra gente que ha participado en este o aquel programa. Te pone en el disparadero, a veces para bien y a veces para mal.

Pero Soraya no funciona demasiado bien vendiendo don de gentes: desde su primera semana en ‘Operación Triunfo 2005’, la extremeña recibió muchas críticas porque su carácter resulta fuerte para mucha gente. Su perfil, al natural, es bastante similar al de Chenoa, de hecho. Son artistas que, de primeras, gustan a un porcentaje de gente, pero provocan rechazo en otro importante porcentaje también.

Por tanto, quizás no era en el papel de concursante en el que Soraya más rédito sacaría de la televisión, y volvemos a poner a Chenoa como ejemplo: en una situación con más guión y más artificial, la artista sí ha conquistado a más gente. Tanto en este formato como en otros como ‘Zapeando’. Soraya, del mismo modo, da bien en cámara, es un rostro televisivo funcional, pero no en su forma más espontánea.

Es un caso que también vimos en Melody, que perdió una final que tendría que haberse llevado de cabeza porque Edurne llegaba más a la gente, aún imitando peor. A la larga, ¿cuál de las dos ha salido mejor parada de la experiencia?


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies