‘Sex & Cigarettes’ | Un nuevo ejemplo de la Toni Braxton más concenciada

Toni Braxton se deja de reinvenciones y tira de su sonido más clásico en su breve nuevo trabajo de estudio: ojo, porque nadie como ella para narrar una separación.

Toni Braxton llevaba nada menos que 8 años sin publicar un álbum en solitario. Y contando con el ‘Love, Marriage & Divorce’ que firmó junto a Babyface, han sido 4 años sin un disco de estudio en absoluto. Una larga espera que sin embargo ha desembocado en el breve y conciso ‘Sex & Cigarettes’, con ocho canciones que rompen su largo silencio y que le dan la bienvenida a un nuevo contrato en Def Jam.

Estrena discográfica, pero sin derribar mayores muros, porque si algo ha aprendido Toni Braxton en los últimos años, es a sacarse provecho a si misma. Por tanto, ‘Sex’ no es un álbum rompedor, ni moderno, ni en busca de un público joven que se lance a conocerla: a sus 50 años, Braxton ha decidido seguir la senda de su álbum junto a Babyface y explorar su talento entre calma, confort y rotundo clasicismo.

Su octavo disco de estudio es una pieza de apenas media hora para disfrutar de Toni Braxton siendo Toni Braxton: aplicando el aprendizaje de su carrera y centrándose en ser la diva del melodrama en las rupturas, de voz profunda y grave, que narra, como pocas, la pasión más a la antigua usanza. Y en ‘Sex And Cigarettes’, la cantante ha optado por no tratar de arreglar nada que no estuviera roto, y dar a su público lo que su público quería de ella.

Antes de continuar hablando del álbum, veamos cuáles son nuestros tracks favoritos:

 

Deadwood

Posiblemente es el tema que más Clásico Braxton suena en el álbum y, además, funcionó como primer single del mismo. Toni Braxton habla de una separación y su consecuente sentimiento de abandono, casi como preludio de lo que el resto del álbum tiene que ofrecer. Una guitarra acústica abre ‘Sex & Cigarettes’ y un estribillo con sabor de su R&B de toda la vida da algo de luz a la canción, que deja ver lo exquisito del rango vocal de Braxton.

Long As I Live

El segundo single oficial del álbum, y el utilizado para su lanzamiento, también da en la diana: Toni se ha marcado una canción de estribillo sing-a-long, que también habla de un amor pasado que ha rehecho su vida. Como os decimos, el disco entero ahonda en la capacidad de Toni de contar historias románticas frustradas, y es que, desde ‘Un-Break My Heart’ a ‘Spanish Guitar’, es innegable reconocer que Braxton tiene muy asumido su rol, y le saca provecho. ‘Long As I Live’ es una canción optimista, a pesar de su mensaje, con una melodía agradable y simpática, y uno de los cortes del disco que más recuerda a la Toni de entre 2005 y 2010.

 

Coping

Apenas en los últimos dos temas del álbum se permite Toni Braxton jugar un poco más con la actualidad, dotando de cierto sabor tropical a ‘Coping’ y ‘Missing’, sin distanciarlos, eso sí, demasiado del resto del trabajo. De hecho, en ‘Coping’ es donde mejor hace uso de la tendencia, adornando la canción apenas de un par de efectos y golpes de batería que ayudan a identificarla dentro de su catálogo, pero revistiendola con algún detalle de nueva era. “Estoy tratando de dejarlo ir, créeme, pero aún enfrentándome a los hechos”, dice Braxton en un tema, que, como veréis, continúa con el melodrama que hila el proyecto. El single, por cierto, se lanzó como tema promocional con un puñado de interesantes remixes.

 

En resumen, Toni va a lo que va en ‘Sex & Cigarettes’, sin complicaciones: recupera la guitarra española en los arreglos de una, por lo demás, bastante poco entretenida ‘My Heart’ junto a Colbie Caillat, pero mantiene el ritmo en el resto de cortes. Colabora con Babyface en ‘FOH’, cargada de despecho, seduce con su voz en la clasiquísima y sofisticada ‘Sorry’ y la canción que da título al disco, ‘Sex And Cigarettes’, centra bastante todo el argumento de su octavo trabajo: “¿Cómo puedes decirme que me amas y hacer las cosas que haces? podías tratar de mentirme y sin embargo, vuelves a nuestra cama oliendo a sexo y cigarrillos”.

Un engaño que, desde luego, Toni no se aplica con sus fans: el disco entero está dirigido a quien la lleva consumiendo décadas y ni se vende, ni apenas se actualiza. ‘Sex And Cigarettes’ es un buen disco, sin complicaciones. ¿Será un clásico a recordar en su carrera? Puede que no a la altura de ‘The Heat’ (2000), pero desde luego, dejará más marca que su ‘Pulse’ de 2010.


Sin Comentarios.

Comentarios, aquí:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies