El ‘Secreto A Voces’ de Malú es que olvidó descolgar de la cocina el calendario de 2008

Malú ha estrenado su nuevo single, el mundo ha seguido girando, la gente entretenida con sus cosas y los únicos en sobresaltarse han sido unos fans que van menguando por la escasísima ambición artística de la cantante.

Malú ha estrenado nuevo single y ha corrido a contar que es #1 en iTunes y en iTunes vídeos. No hace falta que os expliquemos el éxito de que 23 personas descargaran el single en las primeras 24 horas y ella se bajara el vídeo de iTunes para ver cómo se veía. Tampoco hace falta que os expliquemos que cuando alguien referencia su éxito en iTunes es porque es inexistente en el mercado real: ‘Secreto A Voces’, el tema en cuestión, es #179 en Apple Music y no aparece en el top200 de Spotify. Sólo en Youtube retiene un digno top40 en tendencias.

Y es que el comeback de Malú no ha hecho demasiado ruido, quizá porque la artista llevaba un tiempo de perfil bajo, porque su olvidable paso por ‘Mask Singer’ tampoco la benefició del todo… y quizá también porque esta es la misma canción que lleva publicando el último par de décadas. Es aún más aburrida, porque no corre el mínimo riesgo con ella. Al menos sus leads anteriores tenían algún gancho: que si el punto de folclórica, que si un corte más rockero, que si pop-dance sueco… esto suena simplemente a tema amable de Cadena Dial con el que rellenar minutos de radio.

Suena a que el ‘Secreto A Voces’ es que a Malú se le olvidó descolgar el calendario de 2008 de la pared de la cocina, bien porque sienta añoranza de la época, bien porque se lo compró al cuerpo de bomberos y fue una buena generación aquella. Pero suena estanco. Suena muy necesitado de un drenado, huele al típico lago en el que empiezan a poblar las algas en auténtico exceso y nadie piensa ir a hacer una limpia de las mismas. La piscina que nadie cubrió en otoño y ahora tiene su propia flora y fauna. 

Y para colmo de males, la escasísima ambición de Malú se extiende al clip, otro rellena minutos con bien poco que decir y exprimir: el mismo tipo de miradas a cámara, looks, atrezzos, disfraces y tonos tierra. Malú tiene mucho que agradecer a la gran base de fans que la acompaña desde siempre. Aunque vaya menguando y esto sea impensable que capte ningún público nuevo, el Oro de su nuevo álbum está garantizado: sea real, haciéndose un Antonio Orozco, o regalado, por mantener el status a lo Pablo López. 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html