RuPaul’s Drag Race 11 | Semana 3 | ‘Diva Worship’






Tercera semana en la nueva temporada de RuPaul, en la que un buen puñado de drags demuestran que el programa necesita un descanso: la prueba semanal fue lamentable.

Ya hay una temporada de ‘RuPaul’s Drag Race’ y sí, el programa vienen necesitando unos meses de respiración entre temporada y temporada, porque a este paso va a terminar quemado cual si fuera el protagonista de una mascletá. Pero tenemos 15 nuevas drag queens en las que fijarnos, y nuevas expulsiones que vivir con fingida sorpresa.

Continuemos, pues, con el análisis de la undécima temporada de ‘RuPaul’s Drag Race’. Así ha sido su tercera semana:

 

Los challenges

Ha sido posiblemente la semana más trágica que consigamos recordar en cuanto a challenges, y eso que el minichallenge parecía pintar bien. En él, las reinas tenían que convencer a RuPaul para que las dejara entrar a una fiesta selecta a pesar de no estar en la lista de invitados. En la prueba, han salido bastante bien paradas Rajah O’Hara, Plastique Tiara, Vanjie, Nina West e incluso una Silky Nutmeg que por fin ha utilizado su agresiva necesidad de atención de una forma util.

Lo triste ha venido a continuación, en el maxichallenge: RuPaul pedía a las concursantes del programa que ejercieran de telepredicadoras para llevar a la audiencia a ser devota de una diva de su elección. En el primero de los grupos, comandado por Nina West, se decidían por Britney Spears, considerando que podía dar juego y conocían bastante de su trayectoria. El segundo, dirigido por Rajah, se decidía por Mariah Carey por algún motivo que aún seguimos sin entender: ninguna de ellas conocía la carrera de la cantante, hasta el punto de no saber que sus fans se llaman «lambs».

De modo que, en el momento de la prueba, el primero de los grupos brilló y el segundo firmó el peor de los challenges de la historia del programa: el grupo de Nina West tuvo dos maestras de ceremonias en condiciones, una Vanjie entregada a hacer de sí misma y con una capacidad inagotable de sandeces por minuto, y un grupo, por lo general, entregado a que todas se lucieran. Todas menos Mercedes, que para variar, demostró no tener ningún talento conocido.

El grupo de Rajah se hundió porque nadie sabía muy bien lo que hacer: absolutamente ninguna acertó en convencer como devota de Mariah, y las hubo que se quedaron cortas (¿alguien supo que Honey estaba allí? ¿Shuga?) y las que se pasaron tratando de hacer «algo» (una incomprensible Plastique o la maestra de ceremonias, Scarlett, que parecía estar sufriendo epilepsia).

El runway

Esta semana, las reinas de RuPaul debían pasearse luciendo flecos, y cada una los interpretó de la siguiente manera:

  • Plastique Tiara | Estaba estupendísima con un look sencillo en tonos plateados sin mucha historia. Puesta a vender fish, fue un auténtico bacalao: la más convincente de las mujeres con diferencia. Lo más criticable, que jugó muy sobre seguro.
  • Brooke Lynn Hytes | Luciendo flecos de margaritas, Brooke evocó el espíritu hippie festivalero de manera sofisticada y chic. Una de sus grandes bazas sobre la pasarela es la actitud que muestra para vender sus modelitos.
  • Honey Davenport | Su outfit estaba inspirado en Lady Gaga y era bastante convincente: totalmente de negro, lució un sombrero y vestido de cuero con flecos que le quedaba bastante favorecido, aunque podía verse como algo soso.
  • Ariel Versace| ¿Estaba mona? Sí. ¿Nos da la sensación de verla todas las semanas vestida de la misma manera? Pues también. Ariel necesita abrir su paleta de colores y sus estilismos un poco más allá de los rosas y lilas.
  • Yvie Oddly | Fue el outfit más contundente, y eso que Yvie debía saberse entre el equipo de ganadoras. Vestida de calamar, y pintada de rosa de pies a cabeza, nos dejó a todos a cuadros, empezando por Troye Sivan, que la miraba atónito.
  • A’Keria Chanel Davenport | Akeria compensó su challenge vestida con un espectacular traje en dorados y negros con una pieza en la cabeza que realmente la hizo brillar. ¿Algo clásica? Puede, pero también muy acertada.
  • Scarlett Envy | Linda Evangelista. Era un modelo que ya hemos visto más de una vez, pero que, la verdad sea dicha, sigue resultado efectista y funcional.
  • Rajah O’Hara | Básica hasta decir basta, llegó a repetir las botas de un modelito anterior. En la tercera semana de concurso.
  • Mercedes Iman Diamond | Bien, ha sido su mejor pasarela hasta la fecha, lo que no era difícil, pero siguió siendo fea como un demonio: el look militar combinado con los flecos flúor eran terroríficos. Se salvó únicamente por el buen hacer del resto de su equipo.
  • Shuga Cain | Shuga optó por lucir sus raíces de nativa americana y surtío efecto: su body decorado con motivos indios y flecos y un maquillaje marcado a la perfección fueron de lo mejor de la pasarela.
  • Vanessa Vanjie Mateo | Vanjie, igual que Ariel, necesita salir de su guía de rojos. El body de la pasarela era demasiado básico, y la peluca de Cher no compensó lo suficiente. Necesita más y mejor. De haberse puesto las pilas hubiera ganado de cabeza.
  • Silky Nutmeg Ganache | Silky derrochó actitud sobre la pasarela, aunque lo cierto es que su vestido azul de flecos brillantes tampoco tenía mucho más que lo que se veía. Podía ser más bien básico, pero al menos le sacó partido con el gracejo.
  • Nina West | Nina West decidió sumar el humor al humor y se plantó un traje de fregona con brilli brilli que se meneaba de cabeza a pies: al menos era original, y teniendo el premio casi en sus manos, terminó de concedérselo.

 

La ganadora y las nominadas 

Como comentábamos, las cosas parecían estar entre Nina West, perfecta anfitriona, y Vanjie, que dio los mejores momentos de humor durante la prueba. Con la pasarela, RuPaul pareció inclinarse más hacia la veterana y West se hizo con la victoria. En cuanto a las nominadas, por primera vez en el concurso, todas las concursantes que habían perdido la prueba tuvieron que enfrentarse en playback. Y fue justo, sinceramente.

Ninguna de ellas había hecho un buen papel durante la prueba, pero de ahí a hacerlo tan mal como salió, había un paso extra. De todas ellas, la que terminó quedándose fuera del concurso fue Honey Davenport, y lo hizo por una pésima elección de estrategia: se bajó del escenario para tener más espacio para actuar, y terminó pasando bastante inadvertida, además de moverse de forma bastante discutible a ritmo de la música.

Scoreboards


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies