Reunimos a las Delulunae: los casos de Sara Serena, Alexa Lace y Jennifer Rojo

Las tres chicas han sido parte de M2 Music Group y las tres chicas han recibido el apoyo de Tito Tony en mayor o menor medida: deberían montar la girlband y petarlo a nivel global.

Érase una vez que se eran, tres muchachas un tanto delulu que intentaron montarse una carrera empezando la casa por el tejado. Hoy las reunimos en una girlband, DeluLunae, para recordar cómo fueron sus casos y por qué nos generaron semejante interés y fascinación. Rebobinemos la cinta del shade y de lo cucú para dar espacio a nuestras chicas favoritas.

 

Componente 01: Sara Serena

La primera de las componentes es la piedra angular de todo esto, el producto estrella. Nos topamos con Sara Serena cuando empezaba a ser invitada a eventos y presentada como la gran revelación del país de camino al lanzamiento de su primer álbum. Tito Tony Aguilar la promocionaba en sus redes, la invitaba a eventos como el CCME, y la posicionaba de tal forma que de hecho su debut en listas fue un #4 que resultó imposible de retener las semanas siguientes, claro.

‘Skyline’ se quedó en las tiendas de discos y Sara Serena abandonó el proyecto de su manager, Mikael Karlsson de Nexar Music, para dedicarse a sus propias historias. De hecho, lo último que ha publicado es un mixtape de 30 temas en clave de jotas en plataformas digitales, bajo el nombre ‘Suessetana’.

Recordemos que Sara Serena había aparecido en ‘La Voz’ y además había «ganado» un reality fantasma ideado por el propio Karlsson, ‘Aim 2 Fame’, que pretendía vender a diferentes productoras. Ella ganó un piloto ficticio grabado para la ocasión. Amenazó con demandarnos con notificación por mail incluida, con la que hicimos unos barquitos de papel, aunque sí llegó a llevar a un tuitero al juzgado.

Lee más sobre el asunto:

 

Componente 02: Alexa Lace

Alexa Lace repetía la jugada hasta tal punto que el manager, el mismo que el de Sara, se limitaba a cambiar de fotografía y nombre la página de Facebook de Sara Serena para poner la de Alexa Lace encima. Y claro, cantó. Tanto como ella, que de pronto lanzaba cuatro singles en 2019 y era invitada, de nuevo por Tito Tony, al CMME. De hecho, también la promocionó en sus redes y su blog como, de nuevo, la gran revelación de aquel año.

Este 2020 ha publicado un single más, pero se ha quedado sin página web oficial y la verdad, la de su management no ha seguido informando sobre sus andanzas. Y eso que llegaron a viajar a Estados Unidos para recoger un Hollywood Music Award, un premio al que se es finalista previo pago de 30 dólares. Sara también estuvo nominada.

En algo más de un año, Alexa Lace ha pasado de 50 oyentes mensuales en Spotify a 220. Menos da una piedra. Con ella nunca supimos si estaba muy en el ajo o no, porque las conversaciones privada que pudimos tener decía no saber nada de lo que le hablábamos, y querer ir paso a paso en su proyecto.

Lee más sobre el asunto:

 

Componente 03: Jennifer Rojo

El caso de Jennifer Rojo es sutilmente distinto, aunque tiene en común lo de arrancar la casa por el tejado, a Tony Aguilar, y el pequeño detalle de que tiene el mismo sello discográfico que las dos anteriores a espaldas, M2 Music Group. Pero mientras las redes sociales parecían ser la inversión principal de las dos componentes de antes, el dinero de Jennifer Rojo se está yendo a las radios. Bueno no, porque en España por radio no se paga. Pero ya nos entendéis, guiño guiño, codazo codazo.

El último single de Jennifer, que ni canta especialmente bien, ni baila especialmente bien, ni tiene un talento significativo en ningún área, ‘No Eres Tú’, es la canción #18 más pinchada del país, en una radio que se niega continuadamente a tener en cuenta la lista de singles. Por descontado, sólo 350-400 escuchas es lo que consigue la canción en plataformas digitales, teniendo números escandalosamente bajos para alguien con semejante overplaying.

En Instagram funciona mejor, pero Jennifer apenas tiene 100 followers en Twitter y sus redes sociales carecen absolutamente de interacción para las cifras que dice manejar. Un claro ejemplo de inflar los números que pueden verse de forma pública, para dar mayor sensación de éxito.

Lee más sobre el asunto:


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies