Raoul Vázquez publica ‘Estaré Ahí’, con un vídeo cargado de Lírico con Marbelys






Javier Giner dirige a spanish Maddie Ziegler, Raoul, en su primera aventura en solitario, que llega justo a tiempo de las bodas de oro de ‘OT 2017’. Así es ‘Estaré Ahí’.

Ahora entendemos que Belén Aguilera y Raoul Vázquez decidieran colaborar en ‘Tus Muertos Monstruos’. Si antendemos a los singles de ambos, la narrativa es bastante similar: baladas minimalistas, intensidad por las nubes como si les hubiera tocado ser protagonistas de 12 anuncios de Evax al mismo tiempo, y sobre todo, una forma nueva de dicción que nos lleva sin remedio a esto:

Todas estas conclusiones porque, sí amigos, por fin ha visto la luz el single de Raoul Vázquez, ‘Estaré Ahí’, que llevábamos esperando tanto que este post fue empezado a escribirse en una tabla de arcilla. Y lo que cambian los tiempos, mucho más fácil ahora sin tener que andar picándola. Nos hemos dejado el sueldo en Alfanovas hasta que han inventado el Macbook. 

‘Estaré Ahí’ es una balada minimalista, muy entre lo verdaderamente eurovisible -suena un tanto ‘Arcade’, de hecho- y lo Tiziano Ferro cuando sus baladas no eran un rollo que ríete tú de un Phoskito. Es cuqui, es bonita, es más o menos lo que imaginábamos que Raoul publicaría, y además, nos crea otro artista de doble nacionalidad. Tenemos a Beatriz Luengo, de origen cubano, y ahora a Raoul Vázquez, nacido en Bristol, que pronuncia «nou, nou, nou». Alguien debería decir que en español la palabra termina en ‘o’, o si la intención de esa parte era otra, que el canal ahora se llama ‘À Punt’. 

El vídeo de ‘Estaré Ahí’ lo ha dirigido Javier Giner, que en los últimos meses el único vídeo de triunfitos con tupé que no ha dirigido es un posible clip de Thalía Garrido vestida de Elvis. El resto de cuota la tiene ya acaparada en su curriculum vitae, y en esta ocasión, ha puesto al artista haciendo un plano secuencia. Todo seguido, que lo ha confirmado en Twitter, para que no penséis que Raoul ha tirado de trucos y ha aprovechado para echarse laca entre planos. Eso seguía ahí, inmóvil, la Fortaleza Roja del espectro capilar.

Mientras, él baila, saca de si su mejor Lydia Bosch para trasmitir la angustia del tema, es perseguido por fantasmas tras la lycra de las paredes, y termina encerrado en una urna de cristal con neones, que sería el sueño de cualquier gogó ibicenco, pero no el de Raoul. Imaginad que ahora no lo saca nadie de ahí y veréis lo que tarda en publicar más canciones.

Luego que si qué esta haciendo. Pues lanzadle unas llaves o algo.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies