QTTF / ‘No Voy A Llorar’, de cuando Mónica Naranjo odiaba a Mónica Naranjo






Retrocedemos hasta el año 2002, en el que Mónica Naranjo sacaba su lado disco a relucir a regañadientes, y nos dejaba un clásico gatuno como ‘No Voy A Llorar’.

Con el cierre de ‘Qué Tiempo Tan Feliz’, hemos decidido mantener viva la marca, y hacernos un María Teresa Campos para nuestra generación, es decir, recuperar las canciones que, por un motivo u otro, nos provocan algo de nostalgia. No serán siempre enormes hits, no habrán sido #1 en todas las listas del mundo, pero siempre tendrán algo que haga que merezca la pena echar la vista atrás, bien por lo positivo o lo negativo. Rebobinemos pues hoy hasta 2002, cuando Mónica Naranjo lanzaba el tercer single de ‘Chicas Malas’, ‘No Voy A Llorar’

 

La canción: ‘No Voy A Llorar’

Visto con la distancia que le ha dado tiempo, y conociendo la posterior carrera de Mónica Naranjo, uno alcanza a entender porque terminó renegando de un proyecto como ‘Chicas Malas’. No sabemos si realmente la Mónica oscura de la actualidad llegó a grabar aquel disco por gusto o por presiones de la discográfica, pero sí que, al menos la rodearon de un equipo contundente. El single que hoy nos atañe, ‘No Voy A Llorar’ fue compuesto por Eliot Kennedy (Spice Girls, Bryan Adams, Delta Goodrem, Blue…) y producido por, atención, él mismo y ¡Gary Barlow!

Efectivamente, el miembro de Take That participó en dar forma a esta canción y a ‘Ain’t It Better Like This’, también incluida en el álbum. En ‘No Voy A Llorar’, un título que parece co-escrito por Belén Esteban (podría haber sido ‘No Voy A Llorar (Ya Está Bien De Hablar De La Niña)’), Mónica Naranjo hacía un ejercicio de empowerment feminista y autovaloración, y de paso, maullaba, que nunca está de más siendo ella tan gatuna como una caja de Whiskas.

Aunque Mónica nunca la ha recuperado en sus setlists a posteriori -recordemos, de nuevo, que este es su ‘Glitter’-, unos años después, la canción la samplearon Alcazar en ‘Not A Sinner Not A Saint’, aunque no lo hicieran oficial en los créditos de la misma. Pero habría que estar sordo para no darse cuenta.

 

¿Cómo era el vídeo?

Cutre a rabiar, pero ponía sobre la mesa a la Mónica Naranjo harta de sí misma, con un cambio de look radical a lo Melanie C 1999, en el que la diva aparecía con el pelo platino cortísimo, inventando, de esta manera, a la Katy Perry de 2017 quince años antes. Mónica se puso los mejores vestidos que encontró en su armario para lucirlos delante de una pantalla verde y tres litros de agua, que no nos quedará nunca muy claro si también estaban presentes o era también ficticios, como las ganas de Mónica de promocionar el proyecto.

Si algo nos queda claro con ‘No Voy A Llorar’ es que en los dosmiles había un terrible problema con la comprensión de la combinación croma-iluminación: ¿cómo es posible que en las escenas de noche sea cuando Mónica más iluminada aparece? Vamos, que sólo les faltó meterle el foco por el ‘Lubna’ si la querían sacar más blanca. ¿No tendría que estar a oscuras en el lago? ¿Dónde están esas farolas que nosotros las veamos?

 

¿Qué hizo con el single?

Volver a salir al paso de ‘Chicas Malas’, el espantoso primer single del álbum, y de ‘Sacrificio’, el segundo y notablemente mejor single, a los que dejó sin vídeos oficiales. Recordemos que el de ‘Chicas Malas’ se filtraría años después, pero que ella jamás le dio su beneplácito. Al menos con este sus fans pudieron tener un vídeo al que aferrarse y tener para el recuerdo.

‘No Voy A Llorar’ llegó al #4 en la lista de singles española, que por aquel entonces se basaba en la sola ventas de singles físicos, en una etapa sin streams ni compras digitales. La canción consiguió resistir mes y medio entre las 20 más vendidas del país antes de desaparecer.

 

Trabajos posteriores que merezcan ser comentados

Evidentemente, Mónica Naranjo ha seguido muy presente en nuestro universo musical, y es una de las artistas femeninas que de mayor salud goza en España. Su último álbum, ‘Lubna’, fue certificado platino a la fuerza aunque realmente consiguió vender lo suficiente para un oro, pero la dejó como el 11º disco más vendido del país en su año de lanzamiento, amén de darle varias semanas como número 1 en la lista de álbumes.

Hasta hoy día, Mónica ha firmado una colección de singles de interés post ‘Chicas Malas’, aunque tampoco ha lanzado material como para parar un carro. De entre los que vieron la luz después de 2002, nos quedamos con ‘Europa’, el primer single de ‘Tarántula’ en 2008, que de tan excesivo, fue una genialidad. Después rizó el rizo demasiado para nuestro gusto.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies