QTTF | ‘From Paris To Berlin’, la aventura ofimática por la interweb dance de Infernal






El dúo danés Infernal nos llevó de viaje por Europa y nos puso a bailar en 2005 con la fascinamente pegajosa ‘From Paris To Berlin’, su primer smash en el mercado de su país.

Bienvenidos a ‘Qué Tiempo Tan Feliz!’, la sección con la que echamos la vista atrás a canciones que, por un motivo u otro, han marcado la historia del pop y creemos que son merecedoras de volver al recuerdo general. Coged vuestros minidisc, cassettes, vinilos o CDs, porque viajamos atrás en el tiempo para revisionar alguna joya.

Rebobinemos pues hoy hasta 2005, cuando  los chicos de Infernal trataban de poner música a un mundial de futbol, convencer a un público global y hacernos levantar el culo de la silla con el smash clubero que era ‘From Paris To Berlin’.

 

La canción

Si una canción pop quería hacernos bailar en condiciones en la década de lo dosmiles, tenía que cumplir una serie de condiciones: primero, tener un beat bien marcado; segundo, tener una cantante con potencia vocal, pero que tampoco se le fuera la pinza; tercero, un estribillo machacón; cuarto, una producción que permitiera los glitches vocales y, preferiblemente, la producción de llamada telefónica en algún momento.

No nos diréis que ‘From Paris To Berlin’ no cumplía con todos esos requisitos y mas. Deberíamos añadir, de hecho, que es una canción de baile que cita varios puntos del planeta, a lo ‘Rhythm Divine’, que eso es algo que rara vez sale mal, porque a todos nos sale la vena globalizadora, y queremos party in France, sin tener que work, bitch. Por tanto, los chicos de Infernal nos lo ponían a huevo.

De hecho, ‘From Paris To Berlin’ fue adaptada para el mercado asiático por una artista singapuñera, con el nombre de dos ciudades locales, e incluso llegó a grabarse una versión llamada ‘From London To Berlin’, que, se suponía, iba a servir para animar a la selección británica en el mundial de fútbol que se jugara por aquel entonces. La versión fue rápidamente olvidada cuando los ingleses fueron fulminados rápidamente en la competición.


 

El vídeo oficial

El sueño de cualquier programador de IBM un sábado por la noche, y el de cualquier aficionado a los vídeos enteramente realizados en croma, porque por no existir, estamos seguros de que ni el pelo de la cantante era real. Llevaba un gorro verde fluorescente y le colocaron la peluca en post-producción.

La pareja está dando todo su amor arroba love punto com en un ordenador de sobremesa que, sería 2005, pero aparentaba haber salido de la maquinaria de Pentium en 1993. Si es que eso era posible: no nos pidáis conocimientos de informática y de Infernal al mismo tiempo, que un sólo cerebro no da para tanto. El caso es que los chicos aparecen festejando en el interior un ordenador, y le causan problemas cada vez que llegan a un club (que viene a ser el mismo todo el rato pero con la gente vestida de distinto color).

Los chicos se pasean, ella se transforma al llegar y se coloca un traje de baño, porque debió haber entrado algún troyano de Calcedonia y en vez de ponerle ropa acorde al lugar, decide enviarla a la piscina directamente. Después de echar unos bailes, la pareja se transforma -ojo, tal cual- en moto, para seguir navegando por la red, navegando en internet, y el ordenador queda arreglado por arte de magia.

Posiblemente se habrían ahorrado unas cuantas entradas a distintos clubes de haber apagado y vuelto a encender.

 

Listas & Premios

Antes de nada, y no vayáis a pensar que lo de Infernal fue un one-hit-wonder, el dúo arrancó su andadura en 1997 y, desde entonces, han conseguido certificar Platino 5 singles y otros 3 como Disco De Oro. ‘From Paris To Berlin’ fue, eso sí, el primero de su carrera en conseguirlo, aunque fue su segundo #1 después del ‘Kalinka’ de 1998. En total, la banda ha tenido 17 singles top10 en Dinamarca, aunque el único que consiguió datos globales es este que hoy nos ocupa.

‘From Paris To Berlin’ fue top5 en Irlanda, Hungría, Reino Unido y Bélgica, y top20 en España, Francia, Australia, Holanda o Noruega. Curiosamente, no funcionó demasiado en Alemania, a pesar de que Berlin forme parte del título: Infernal no pasó del #32 en la lista de singles allí.

Aquel año, Infernal se llevaron el Danish DJ Award a Tema Favorito y Artista Danés del Año, pero la banda llegó a ganar un Grammy Danés -sí, el premio existe- en 2002 como Club Hit Del Año.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies