QTTF | ‘Crush On You’, cuando Aaron Carter todavía estaba para fiestas

Aaron Carter conquistaba Europa a finales de los 90 con un pop repleto de artificios y sorpreproducción que no encontró cabida en Estados Unidos.

Con el cierre de ‘Qué Tiempo Tan Feliz’, hemos decidido mantener viva la marca, y hacernos un María Teresa Campos para nuestra generación, es decir, recuperar las canciones que, por un motivo u otro, nos provocan algo de nostalgia. No serán siempre enormes hits, no habrán sido #1 en todas las listas del mundo, pero siempre tendrán algo que haga que merezca la pena echar la vista atrás, bien por lo positivo o lo negativo. Rebobinemos pues hoy hasta 1997, cuando los Backstreet Boys arrasaban en ventas, y alguien pensó que estirar la fiebre por ellos incluso con los familiare: así nació Aaron Carter.

 

La canción: ‘Crush On You’

Bien, para empezar, ‘Crush On You’ era un cover del clásico de 1986 de The Jets, que es como si ahora se nos presenta un niño versionando ‘SOS’ de Rihanna: es la misma distancia temporal. Aaron Carter apareció por primera vez en nuestras vidas teloneando un concierto de los Backstreet Boys cuando aún no tenía más que 9 años, y poco después, le llegó el primer contrato discográfico.

Ojo porque el productor del tema y del álbum en general fue Johnny Wright, que había trabajado con los Backstreet Boys, y poco después con Nsync, Britney Spears o Ciara. Es decir, que algo de ojo tenía. Sólo que esta vez, estuvo un poco Leticia Sabater de más, y su ojo apuntó más hacia Europa: en la producción de ‘Crush On You’ se paso con el eurodance, y el tema funcionó mejor en el antiguo continente que en el americano.

Lo cierto es que ‘Crush On You’ tiene un soniquete insufrible a clase de aerobic de 1993, pero ahí también radica su encanto. Era un mayor problema el hecho de que Aaron Carter no sabía cantar, y ni en estudio consiguieron arreglar el estropicio: a dios gracias, en siguientes singles rapearía, solucionando la historia de algún modo.

Lo cómico es que, de no tener un BPM tan exagerado, y parecer un clásico de Alvin y Las Ardillas, Aaron Carter podría haberse comido Estados Unidos: era una canción popular, y si os dais cuenta, esconde unas guitarras electrónicas de fondo que hubieran sido chulas más a la vista. Al final, todo quedó en fascinante descarte de Aqua.

 

¿Cómo era el vídeo?

Una maravillosa absurdez con la que, sí no te da la risa de forma casi inconsciente, es porque no tienes músculos faciales con vida. Resulta que Aaron Carter, que se pasa el clip vestido con ropa que le quedaría grande a su hermano, quiere conquistar a una señora de 46 años que está sentada en un banco cerca de él. Ella no sabe nada, así que lo ignora yéndose con adolescentes de un modo sórdido, mientras que, de forma aún más sórdida, Aaron los espía detrás de objetos tan absurdos como un saco de boxeo en mitad de un parque.

Al mismo tiempo, tiene lugar un concurso de talentos en el que la gente está bastante aburrida, las cosas como son. Entonces, Aaron decide que él, y sus dos mejores amigos que resultan ser bailarines de metro noventa, tienen que cantar delante de la señora de 46 años, que de mientras, recibe el cotilleo de que Carter está enamorado de ella. Con lo cual, acude a él y le da un beso más falso que el de Judas mientras se quedan mirando a cámara en lo que podría haber sido un clarísimo anuncio de Kinder.

Pero, oh sorpresa, una muchacha de edad más cercana a la de Aaron se cruza en el camino de ambos con un algodón de azúcar, y el niño, que ha estado haciendo pesas y carreras para gustar a la señora en cuestión, decide ahora abandonarla para irse con la chica de la chuche. Por el interés te quiero, Andrés.

 

¿Qué hizo con el single?

Tenemos que analizarlo de dos formas, porque su comportamiento fue súper curioso: ‘Crush On You’, la original de The Jets, fue un hit top5 en Billboard en 1986, pero sus resultados comerciales fuera no fueron tan espectaculares. Curiosamente, la versión de Aaron jamás llegó a Billboard, porque de hecho, su primer disco tardo meses en editarse en el país, y no llegaría hasta 1998, cuando ya había sido lanzado en el resto del planeta.

Curioso, insistimos, teniendo en cuenta que él era popular en América y la canción también, pero no fuera. En cualquier caso, ‘Crush On You’ fue un hit en Europa, alcanzando el #9 en Australia en un UK donde Backstreet Boys tampoco fueron nunca un bombazo al nivel de Estados Unidos -aunque en aquella época firmaron allí sus mayores hits-, o el #5 y disco de Oro en Alemania.

El disco que lo contenía en 1997, ‘Aaron Carter’, no funcionó tan bien, con un #12 en UK, el #13 de Alemania #23 de Canadá o el #51 de Australia, pero logró certificarse Oro en varios países (Noruega, Suecia, Alemania, Dinamarca…). Incluso en España tuvo un correcto funcionamiento, certificándose también Oro a pesar de su entrada al #23 de la lista de álbumes.

En Estados Unidos nunca llegaría a Billboard, y el disco terminó vendiendo unas 100.000 copias, que hoy día suena a más, pero en 1998 era una cantidad francamente anecdótica.

 

Trabajos posteriores que merezcan ser comentados

Poco después, la lógica haría de Aaron Carter una estrella en Estados Unidos: con 13 años, se plantaba con un segundo álbum en el panorama americano, y conseguía vender más de 3 millones de copias de ‘Aaron’s Party (Come And Get It)’ en el 2000. Como decimos, un sonido algo más urban -aunque obviamente infantilón a pesar de todo- le hizo conquistar su país, aunque renunció al éxito en el resto del planeta: apenas conseguiría un top40 en singles en UK con su cover de ‘I Want Candy’.

Esa pérdida de popularidad fuera de Estados Unidos lo fue sentenciando en poquísimo tiempo: en 2001 se ponía a la venta su tercer álbum, ‘Oh Aaron’, un #7 con un sólo Platino en su país, que le hizo perder otros dos millones de seguidores; y para cuando ‘Another Earthquake’ vio la luz en 2002, Aaron ya sólo fue capaz de convencer a 41.000 compradores antes de desplomarse en listas.

Aaron nunca se retiró de la música, y ha seguido lanzando EPs y singles de cuando en cuando, aunque sus problemas mentales y con las adicciones han copado más titulares que sus lanzamientos. Ahora mismo recibe ayuda en una clínica tras admitir desórdenes alimenticios, adicciones y estrés a causa de la hernia de hiato que padece.


Sin Comentarios.

Comentarios, aquí:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies