Pupilas En La Oreja | ‘Vestido Azul’, la culminación del melodrama pop






Las pupilas de hoy se posan sobre el ‘Vestido Azul’ de los chicos de La Oreja De Van Gogh, que estaban vendiendo un enorme drama en 2003.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-.

Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción «favorita» de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

El single, ‘Vestido Azul’

‘Vestido Azul’ es el mayor drama de los dramas posibles de La Oreja De Van Gogh. Escrita por Pablo Benegas y compuesta por EMEIE y Xabi San Martín, la canción narra la historia de una señora que es abandonada por alguien y decide que mira, para quedarse sola y amargada, rodeada de gatos que mudan pelo y acaban dándole alergia, pues que mejor muerta y ya. Que no le iba a dar la pensión tampoco para financiarse los antihistamínicos, así que casi mejor se raja con una copa de vino y acaba con todo el sufrimiento.

Por tanto, la melancolía del grupo se entremezcla con altísimas dosis de drama no vistas hasta la emisión en Netflix de ’13 Reasons Why’. Vamos, que La Oreja lanzan esta pupila hoy día y tienen a 14 asociaciones anti-suicidio detrás diciendo que lo promueven y al sindicato de TEX afirmando que por qué tienen que romper ningún vestido para suicidarse, que qué culpa tiene el 50% acrílico que lleva la muchacha encima.

Nigel Walker producía, como debería volver a hacer visto lo visto últimamente, y La Oreja seguía una básica como muy 2003 en la canción: aquella de componer pop como si formara parte de la banda sonora de una película de terror. Es por ello que, al principio de ‘Vestido Azul’, no sabemos muy bien si estamos escuchando ‘Miércoles’ de Bom Bom Chip o somos parte de lo último de J.A. Bayona con Belén Rueda. El factor terror lo pondría, obviamente, es Belén Rueda actuando.

 

 

El momento más La Oreja

¿Es esta una de las canciones más La Oreja con una letra menos La Oreja? Es decir, es fácil de entender, no riza el rizo de las metáforas y ahora estamos confusos, ¿querrá realmente enviar un mensaje tan sencillo?

Sólo una mentira se viene conmigo a pasear
Sentirme querida en aquel abrazo en el mar

Nos hemos quedado con esta parte, por la sencilla razón de que EMEIE demuestra que su personaje quiere acabar con su vida sí o sí, pero realmente no porque su amor no la quiera, porque aunque la quisiera, como podemos ver en la segunda línea, desea un abrazo en el mar. Chica, te ibas a ahogar. Abrazada pero ahogada. Eso sí, un abrazo entre corales nos vais a decir que no es un abrazo épico de vistas únicas. Pero claro, teniendo en cuenta que la que se va con ella es una mentira a pasear, posiblemente no acabaría abrazada en el mar, sino en alguna piscifactoría rodeada de cuatro cosas de atrezzo en plan acuario.

Y menuda broma acabar ahogándote en ese entorno tan triste. Pudiendo terminar bebiendo vino tranquilamente mientras te haces el harakiri, mucho más Alicia Florrick.

 

Así era su vídeo

Su vídeo era inexistente. Pensad que La Oreja De Van Gogh lanzó ‘Vestido’ como quinto single de su tercer álbum, y chico, en plan gira, la banda no tenía tiempo para poner dos cromas y una alfombra con focos en ninguna nave industrial abandonada. Había que seguir de viaje, pero como también había que promocionar el álbum, pues se sacaron de la manga un vídeo en directo que , ya de paso, también daba bombo al DVD de la gira, y al disco en directo que la acompañaba -ahí se abrió la veda, y hasta hoy día con los 125 directos editados-.

En el directo, los chicos aparecen en un concierto, con EMEIE vestida a medio camino entre una componente de Bellepop, un Power Ranger y el genio de la lámpara de ‘Aladdín’ dándolo todo con el tema. Mención especial merecen esos momentos de concentración previos al arranque del tema, cuando EMEIE posa su cabeza en el micrófono en pleno ataque de intensidad, para que, cuando la instrumentación explota, pueda marcarse un Raffaella.

Por cierto, aprovechamos este espacio para recordaros que la banda llegó a tocar ‘Vestido Azul’ con Álex Ubago en un par de situaciones, y la verdad, por mucho que amemos los duetos de EMÉLEX, en esta canción no se lucían mucho, bien porque Álex estaba desafinado en gran parte del tiempo, o bien porque no acertaron a estudiar las armonías como era debido.

 

El Pupilómetro

Todas las pupilas posibles a este tema, que de hecho, es de nuestros favoritos de su discografía, esencialmente porque nos gusta más un drama que a un tonto un lápiz: por ende, dadnos a una muchacha medio ahogada, paseando con una mentira, que dice que se va a cortar con una copa de vino, y chico, estamos living. Especialmente si el vino es bueno; si alguien tiene información acerca del vino, y descubrimos que es un vino regulero, escribidnos para que bajemos el número de pupilas.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies