Pupilas En La Oreja | ‘Verano’, la presentación de La Oreja adult-contemporary






La Oreja De Van Gogh se pasó al easy listening y la búsqueda de un público más adulto en su último álbum, precedido por ‘Verano’, el primer single.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-.

Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción «favorita» de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

El single, ‘Verano’

‘Verano’ es una de esas canciones raras de La Oreja De Van Gogh en las que mete mano alguien que no forma parte de la banda: fue compuesta en grupo por Pablo Benegas, Xabi San Martín y Áureo Baqueiro, que ya trabajo con La Oreja durante la grabación de su directo en ‘Primera Fila’, del que ya comentamos uno de los singles, ‘María’.

Aunque en principio parecía una vuelta al punto de partida para la banda, más a ‘El Último Vals’ que a ‘El 28’, lo cierto es que ‘Verano’ terminó presentándonos a una Oreja De Van Gogh sumida ya en el easy listening, en el tipo de música que escucharía el público más entradito en años, mediante una composición claramente pop, pero mucho más melódica que en otras ocasiones.

Es decir, ‘Verano’ era ya La Oreja que quería mantener vivo al público que disfruto con alguna idea de pinza más bailable anteriormente, pero no perdía de vista a las verdaderas compradoras de discos: las señoras que van de público a los programas de Toñi Moreno y que necesitan en su vida un himno de neceser y jersey de ganchillo. ‘Verano’ era eso, un bop pop accesible, una canción amable, un lo mismo me da ver a Chenoa que a Tamara La Mala -la de los boleros- si tocan en las fiestas del pueblo.

Y ojo, porque la canción marcaría el principio de todo ‘El Planeta Imaginario’, un bastante rebuscado ejercicio de la banda, que rizaba el rizo mientras bajaba los BPM y se reconvertía en hilo musical de ambulatorio. Oreja, necesitamos las mismas pupilas y silencios, pero en hit. ‘Verano’ era, por cierto, uno de los más hits de aquel álbum.

 

El momento más La Oreja

Melodramatismo y momentos Oreja seguía habiendo en ‘Verano’ por mucho que los chicos encendieran el motor del playlist de BBC Radio 2 y se nos hicieran mayores. Como muestra, un botón:

Lancé mi vida al mar 
cuando todo acabo,
y lo único que no se hundió 
fue mi colección de recortes mirándonos.

Bien, pongámonos en situación: Leire lanzó su vida al mar, así en plan suicida, como si ya hubiéramos conseguido olvidar el mensaje de ‘Vestido Azul’, va ella ahora y se lanza al mar. Claro que no sabemos si lo hizo con flotador, pero teniendo en cuenta que lo hizo «cuando todo acabó», es posible que no.

No esperad, de hecho sabemos que Leire acabó peor que Jack Dawson por el egoísmo puertil de Rose DeWitt Bukater, porque afirma que lo único que flotó fueron unas fotos. Que también os digo que ¿quién se suicida con una colección de fotos en el bolsillo? ¿Panini? Unas piedras lo hubiéramos entendido, porque te tiras al mar y oye, tienen un objetivo, pero las fotos. Si eso además es que va a darle el sol y luego destiñen… para cuando las encuentren, ya no saben a quién entregárselas.

 

Así era su vídeo

Adivinad qué sale haciendo La Oreja en el que era aproximadamente su cuadragésimo single: efectivamente, salir tocando como banda encima de unas alfombras. Que oye, tampoco hace falta que salgan haciendo el pino puente, pero se nos ha olvidado si saben, por ejemplo, caminar, saltar o incluso si el batería tiene piernas. Es más, siempre hemos pensado que Leire tiene un micrófono de pie pegado a la cadera, como quien nace con tres pezones, pero en formato metálico.

En el resto del clip, pues la gente normal, la que hace una vida común más allá de tocar instrumentos en todos y cada uno de los vídeos, no sea que se nos olvide, hace cosas de persona normal en Instagram, que es como un recurso muy La Oreja de la última era. Hay gente paseando con cometas, gente viendo una película en el autocine, los hay que juegan con humo de colores, con bengalas… y de pronto, oh giro argumental, la gente flota. No en plan ‘It’, no, porque aquí lo único terrorífico que puede haber es descubrir que Leire tiene un pelo SECSI a cámara lenta sin utilizar Herbal Essence, pero flotan. Y todo el mundo sale por los aires en el campo, las ciudades, el mar… menos La Oreja, porque imaginad qué podría ocurrir si se levantan de los instrumentos.

 

El Pupilómetro

A ver, como ya hemos dicho, ‘Verano’ es de lo más hit de ‘El Planeta Imaginario’, pero hombre, palidece un poco si la comparamos a canciones anteriores de la banda. Es como la hermana fea de ‘El Último Vals’, como la chica que sacarías a bailar si ves sola, pero por no dejarla ahí tirada más que porque te guste realmente. Como el zumo de frutas que coges en el súper por probar, y no te encanta, pero te lo acabas tomando porque tu madre te contó que había niños que se morían de hambre en la India. Y estás tú como para ir hasta allí a comprobarlo. Vamos, ni flotando.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies