Pupilas En La Oreja | ‘El Primer Día Del Resto De Mi Vida’: suspiros, cartas, sábanas y soplidos

Leire Martínez se puso, en un mismo tema, tierna, nostálgica, dramática y empoderadora. La ruptura en la que La Oreja invitaba a coser y soplar y no a visitar París, ni a ser angustia.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-.

Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción «favorita» de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

El single, ‘El Primer Día Del Resto De Mi Vida’

A ver, Pablo y Xabi, una cosita: ¿por qué titular un tema así para luego pasarse todo su final cantando «el primer día de mi vida sin ti»? Claro, da lugar a confusión, que nos hemos tirado más de tres horas buscando la canción por el título equivocado en Spotify. Bueno, en realidad nos hemos entretenido un par de minutos en eso y dos horas y tres cuartos tratando de tararear la canción utilizando únicamente «suspiro» y «pupila».

Porque no, de lo último no tiene, pero de lo primero sí, con lo que no queda otra que admitir que el tema es de las más Oreja de las últimas composiciones de La Oreja. Y es que este tema de 2013 cuenta con hooks suficientes para parar el viaje de Copperpot: por un lado, los oh-oh-ooh llenaestadios incontestables e infalibles, por otro lado el final repetido, y por otro, la melodía tan Jason Mraz meets Hannah Montana que, además, se ayuda de una estructura clarísima, algo que se echó de menos en ‘El Planeta Imaginario’. Estructura, señores, estructura.

Leire cuenta una realidad con la que es facilísimo identificarse: la de quien cuando abandona la ilusión por un crush que parecía no responder nunca y se ve compensado demasiado tarde: «ahora que me voy me das la luna sobre el mar», canta Leire. Un problema no únicamente gravitario, sino también sentimental.

 

El momento más La Oreja

De entre toda la letra, nos quedamos con esta parte, la del final, con la melodía en bucle y los oh-oh-ooh de fondo, Britney Spears 1998 style:

«El primer día de mi vida sin ti
cosí tu sombra al viento que se marcha,
guardé un suspiro de después de partir,
dejé una carta para mis fantasmas.
El primer día de mi vida sin ti
cubrí recuerdos con sabanas blancas,
soplé en tu cara todo lo que sufrí,
llegó la música hasta mi ventana.»

Gracias a esto sabemos que Leire Martínez es, básicamente, Nicole Kidman en ‘Los Otros’, o su versión española, Belén Rueda en la consulta de su cirujano plástico. Ella, en su mansión rodeada de niebla, cose una sombra al viento, deja una carta a fantasmas, cubre cosas con sábanas, sopla en la cara… nos vais a decir que no va a llegar ahora a su hijo a decirle que están todos *spoiler* más muertos que el chart run de ‘Nacidos Para Creer’.

Claro que lo único que chirría es que llegue la música hasta la ventana de esa casa. No, como mucho llegaría Simón a decir que les están plagiando un poco algunos conceptos, y que Amenábar haga el favor de demandar. A lo que Leire contestaría «te estás equivocando de set, aquí grabamos un vídeo de La Oreja», y Simón replicaría con un «este set ya lo utilizastéis en ‘Dulce Locura'», dejando a Leire planchada.

 

Así era su vídeo

Un vídeo en directo, primero porque empezamos a pensar que en su carrera de más de 40 singles, La Oreja sólo le grabó un vídeo a ‘Soñaré’ y porque había, casualmente, un turista alemán sorprendido en la playa de La Concha grabando lo que hacían, y segundo porque era el single que presentaba ‘Primera Fila’, aquel disco en directo de cuando entraron en bucle a principios de década sin saber muy bien qué hacer en el estudio de grabación.

Lo más comentable del clip, grabado en el estudio de México en el que filmaron todo aquel directo, es: a) que Leire está monísima y muy contenta de coser sábanas y soplar suspiros en pupilas, y b) que al público se la barniza este single, permanece más inmóvil que el impacto cultural de ‘La Estrella Y La Luna’, y parecía demandar con la mirada menos temas inéditos y más ir a los hits.

Ojo, a pesar de todo, porque aunque el público presente la ignorara, es la canción de La Oreja de más éxito en Youtube, con casi 135 millones de visionados, y de las que más en Spotify, con 22 millones. Fue, en 2013, la tercera canción de mayor éxito en México y llegó a ser #6 en España, a pesar de no ser de los temas más recordados de la banda.

 

El Pupilómetro

Por el título no recordábamos que realmente fuera tan molona, pero esta pupila en directo bien merece ser reconocida como es debido: es empoderadora, nostálgico-dramática, y referencia «suspiros», «cartas» y «soplidos». Poco más se le podía pedir a una La Oreja ya entrada en 2013.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies