Pupilas En La Oreja | ‘Inmortal’, del rock latino a la psicodelia frente a Santa Clara






La Oreja De Van Gogh quiso probar cómo sonaría un tema de Cafe Quijano producido por los organizadores del Festival Contempopránea, y todo aquello resultó en ‘Inmortal’.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-.

Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción “favorita” de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

El single, ‘Inmortal’

La canción, a nuestro parecer, ha pasado por fases: en el momento de su lanzamiento, uno pensó “uy, esto es como muy La Oreja pero al mismo tiempo no lo es en absoluto”, meses después, resultó que prácticamente era un clásico de la banda, y años después, podríamos ponernos a discutir por qué suena a haberse producido en un garaje a las cuatro de la mañana de un sábado, con la mitad de la banda ebria. Pero puede que, en el fondo, el encanto de ‘Inmortal’ sea ese, el de ser una canción que va bastante a su pedo.

Narra la historia de una ruptura desde un punto de vista esperanzador, en ese momento en el que te han dejado, pero oye, donde hubo fuego, quedan cenizas, y esta historia en la voz de Leire es prácticamente la madrugada de recién terminada la hoguera de San Juan. En un principio arranca con una base de rock latino, un poco del rollo Maná, algo Juanes, pero según el tema avanza, empieza a sonar como más retro, hasta que parece que llega el final, y, oh sorpresa.

La Oreja se saca de la manga el golpe de efecto definitivo de su discografía: el momento organillo que tanto echamos en falta hoy día. Xabi San Martín aparece con la escalera, pone a la cabra a bailar sobre ella y el sombrerito se llena de monedas según ‘Inmortal’ adquiere un fascinantemente incomprensible toque de psicodelia sesentera. Por qué no. Si ya lo decían en ‘Soledad’: uuh sha lala, uuh sha la la.

 

El momento más La Oreja

Aquí no tenemos duda alguna:

“Seré ese lunar que adorne tu piel,
una paloma cerca de donde estés
Un golpe de suerte, el café de las tres,
alguna mirada que te haga enloquecer
Seré la voz que avise en el tren,
un presentimiento de que todo irá bien,
Seré inmortal.

A ver, no queremos sonar macabros, pero es que el mismo álbum que contenía ‘Jueves’, tenía una canción que decía “seré la voz que avise en el tren, un presentimiento de que todo irá bien”. Eso es tener poco ojo y lo demás es tontería, la verdad. “Seré inmortal”. Pues hombre, hemos visto dianas peor apuntadas, peor la verdad es que pocas.

En otro orden de cosas, dice La Oreja que será el lunar que adorne tu piel, un golpe de suerte, un café de las tres… todo muy bien, hasta que, por algún horrendo motivo, añaden a la lista que serán “una paloma cerca de donde estés”. Y no sabemos Leire, porque no tenemos el placer, pero lo que es nosotros, tenemos una paloma cerca y nos morimos del asco. Que se anime alguien a tomar el café de las tres en compañía de una paloma. No veas que mal rollo, uno echándose el azúcar y la paloma, bizca perdida, haciendo “gluuu-gluuu”, o lo que sea que hacen las palomas.

De verdad que el presentimiento de que todo irá bien tiene cada vez menos peso, Leire.

 

Así era su vídeo

Conceptual. Y ya sabemos lo que implica que La Oreja De Van Gogh se ponga conceptual: tienen siempre las ideas bastante claras, pero el resultado varía según lo que vaya aconteciendo. Y en ‘Inmortal’, la idea es que la banda se paseara por Valparaíso, en Chile, portando paraguas negros y rojos, y el viento se los fuera llevando de uno en uno hasta que todos terminaran juntos. Claro que mucha idea de cómo hacerlo sin que pareciera una película de slow motion tampoco tenían, y así quedó el vídeo al final, claro.

Tampoco es que resulte catastrófico, porque La Oreja grabando un vídeo, ya de por sí, es bastante meritorio, pero también vamos a ser francos y reconocer que hay más de un plano amateur que parece rodado en el Alcatel One Touch de alguno de ellos. Pero bueno, la historia es que los pupilos de Las Pupilas rindieron homenaje a Chile en aquel momento con el vídeo, Leire salía con cara de haber visto un pelo más SECSI que el suyo en la mitad de los planos, y aunque todos lleven paraguas, no cae ni una gota de lluvia en todo el clip.

Imaginad como los miraba la gente durante el rodaje.

 

El Pupilómetro

A ver, reconozcamos que ‘Inmortal’ es una pupila iridiscente, pero también asumamos que suena como si Café Quijano hubiera versionado a La Oreja en el ‘Live Lounge’ de la BBC, y de pronto se hubiera colado Guille Milkyway en el estudio y se le hubiera caído un teclado según estaban grabando. Por tanto, conformémonos con tres pupilas y media.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies