Pupilas en La Oreja | ’20 De Enero’, el villancico post-navideño definitivo






Vámonos hasta el segundo single de ‘Lo Que Te Conté Mientras Dormía Jesús Hermida’, un himno navideño que vio la luz en pleno verano de 2003.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-.

Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción «favorita» de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

El single, ’20 De Enero’

Las campanas. Es inevitable pensar en ’20 de Enero’ y que a uno no le vengan a la cabeza sus campanas. ¿Son estas las campanas más míticas del pop español? Evidentemente no, porque para algo existe ‘Las Campanas Del Amor’ de Mónica Naranjo, pero ahí se queda, compartiendo el podium de campanas. Al menos sí son las únicas campanas con pupilas del pop español.

20 de Enero es el villancico post-época-de-villancicos, como quien celebra el año nuevo chino, como quien aprovecha para comerse los turrones sobrantes casi antes que navidad, como la típica canción que Vicenta se pone en casa porque se ha dejado las luces de Navidad puestas. Total, como son blancas. Tan blancas de hecho, como la propia melodía de ’20 De Enero’, así como entre lo chocheras y lo hit de pista de baile, que además, fue acompañada con una producción tan desastrosa que, a día de hoy, sólo puede ser catalogada como una genialidad.

Ese soniquete de organillo, esa electrónica que dejaba a Carlos Jean a la altura de Bach… una auténtica maravilla que ha quedado como uno de los clásicos más clásicos de la era EMEIE.

 

El momento más La Oreja

Hemos elegido esta parte, aunque la de «llenar de libros la maleta», o la de «quererte, adorarte y volverte a querer» se han quedado bien cerca:

Cogí un tren que no dormía
y vi tu cara en un cristal
era un reflejo del sol de medio día,
era un poema de amor para viajar.

Vamos a analizar ahora por qué esta parte: en principio, EMEIE se monta en un tren que no duerme, lo que nos indica que debe haber viajado de noche para saber que esto es así. Lógica pura, en principio, pero de pronto, cual cara de Bélmez, te apareces en el cristal. Sí, tú, amigo del cristal, que años después lanzarías un bostezo al cristal de otro tren en ‘Jueves’. ¿Quieres dejar los cristales tranquilos? El caso es que es el reflejo del sol de mediodía, y no tu cara, por lo que confirmamos que, además de un viaje cojonudo como tal, el de EMEIE también lo es en el tiempo, ahora es de noche, ahora es mediodía gracias a tu cara. Tu cara es su ‘Ministerie Del Tiempe’ personal.

Y no sólo eso, sino que debías tener una cara terrible de no haber dormido nada en ese tren, porque poco después, en un alarde de romanticismo, EMEIE asegura que tu cara es un poema. Sí, de amor, y lo que tú quieras, pero un poema. Para viajar, un auténtico poema. En otra situación quizás hubiera dicho, «jo, qué mala cara tienes, ponte esta careta de Leire», pero lo que es para viajar, es un auténtico poema sin solución.

 

Así era su vídeo

Si había algo que podía hacer de la producción de ’20 De Enero’ algo mejor, eso era su vídeo. De ser peor, se disimularía bastante mas que la canción sonaba a lata. Y La Oreja supo muy bien mover ficha en esto, creando un clip de animación basado en un sueño de EMEIE, que, paradójicamente, se desarrollaba en un tren de alta velocidad repleto de monstruos y no en una charcutería repleta de Jabugo.

En el vídeo, EMEIE escapa de terribles monstruos en una estación del tren, aunque consiguen seguirla en el trayecto de otro, y la persiguen vagón a vagón mientras ella se va encontrando con otras aún más inverosímiles caracterizaciones de sus compañeros -como si la suya lo fuera poco ya de por sí-. Conviene, antes de seguir con esto, destacar ese plano superpuesto de EMEIE al principio del clip, en el que pareciera que Tita Thyssen le ha hecho el maquillaje.

Al final del vídeo, el que parecía su peor enemigo consigue salvarla de los monstruos con la táctica más normal del mundo: saltar al vacío en mitad del trayecto, una solución tan Hannah Baker como otra cualquiera. Pero no le restemos importancia al vídeo, al fin y al cabo, fue el creador y motivador único de otro clip histórico: es el ‘Break The Ice’ patrio.

 

El Pupilómetro

Reconocemos que ’20 De Enero’ tiene una melodía espectacular y memorable, pero nuestras pupilas no pueden quitarse de la vista su espantosa producción, como si la hubieran grabado en el garaje de un chatarrero mientras todas las cosas caían al suelo desde una estantería. Es por eso que hemos tenido que cerrar ojo y medio y darle las siguientes pupilas:


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies