Post Malone oscurece la historia de Rapunzel en el vídeo de ‘Circles’

Post Malone cuenta la historia de Rapunzel en el vídeo de su nuevo smash global, ‘Circles’, de momento lo más eficaz que ha salido de su también exitoso ‘Hollywood’s Bleeding’.

Antiguamente, los cuentos pasaban de padres a hijos mediante libros, cintas VHS que se quedaban atascadas en el reproductor con versiones chusteras de los mismos animadas por el equipo de ‘Delfi’ o porque la abuela se empeñaba en pasar la tarde repitiendo una y otra vez el mismo cuento. Hoy día los niños los aprenden gracias a figuras como Post Malone, porque quién mejor que él para contarles cuentos. La cosa quedaba entre él y un señor que trafica con metanfetamina en el parque, pero las familias se decidieron por Post porque el muchacho del parque tenía pólipos.

De modo que el muchacho, con su voz de cabra montesa que se ha quedado pillada balando en la misma nota, y su canción entre el pop-funky (¡es un funky!) y la psicodelia, ‘Circles’, ha aprovechado para contar la historia de Rapunzel a las nuevas generaciones. De modo que olvidad lo de ‘Tangled’, porque Disney por no meter, no le metió ni reverb a su versión. Menudo bodrio.


Podéis escuchar ‘Circles’ y otro puñado de hits en nuestro A-List de Spotify:


Cuenta la leyenda del ‘Circles’ de Posty que Rapunzel vivía en una casa árbol porque la burbuja inmobiliaria del medievo no le dio ni para una torre. Mucho menos, obviamente, para bajar a la peluquería a cortarse la trenza, yéndosele la mitad de sus ingresos en la hipoteca. Para colmo de males, vivía rodeada por un puñado de guardas y aunque tenía poderes mágicos de algún tipo, tampoco se le ocurrió utilizarlos para hacerles frente.

De modo que Rapunzel esperó y esperó hasta tener una trenza que fuera la envidia de la Infanta Elena a que Post Malone llegara a lomos un caballo a cargarse a todos los guardas y la rescatara. Pudo escalar por la trenza de la muchacha porque ella hacía crossfit, que en el árbol también le habían abierto un Basic Fit, y pudo tirar del peso de él. Obviamente después tuvieron que abandonar la casa porque cualquiera se queda ahí ya de por sí con el olor de Post Malone, que ni os contamos cómo debía ser en la época medieval, que ni Sanex tenían.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies