‘Pesadilla’, la segunda noche en vela de la primera Oreja

Vamos con la penúltima Pupila de la lista: ‘Pesadilla’ fue el cuarto single del debut de La Oreja De Van Gogh, lanzado poco después de ‘Soñaré’: el 28 no es que llegara tarde, es que les pilló groguis.

Bienvenidos a la sección de la web que analiza pupilas, amigos de la estupidez congénita de nuestras secciones. En esta ocasión, vamos a aprovechar este apartado para ir repasando los 40 singles que La Oreja De Van Gogh nos ha dejado hasta la fecha -si lanzan un nuevo, lo añadiremos a la lista, aunque arruinará el cómputo redondo de 40-. Para que os hagáis una idea, la intención es pasar por cada canción sin seguir la línea temporal en la que fue editada, con lo que vuestra favorita puede terminar saliendo en cualquier momento. Y sí, todo el mundo tiene una canción «favorita» de La Oreja De Van Gogh. En cada parada, analizaremos el single, el momento más Oreja, los vídeos oficiales y colocaremos la nota global de la canción con El Pupilómetro: a más pupilas, más nos habrá gustado el lanzamiento.

¡Preparad las pupilas, y arranquemos un nuevo visionado!

 

Mikel Erentxun haciendo las armonías de la canción por encima incluso de la voz de Amaia. ¿Que cuál es la ‘Pesadilla’? Pues esa es la pesadilla. Esa es. A ver, que el hombre se ofreció voluntario a hacer esas segundas voces cuando todavía Xabi San Martín no tenía las pupilas con colirio suficiente como para lanzarse a la piscina, pero hombre, tampoco hacía falta que el bridge del tema sonara a reunión de Duncan Dhu.

Pero más allá de Mikel Erentxun, la Pupila que hoy nos ocupa era una presentación de La Oreja tétrica, esa Oreja que quería dejar claro que sí, las canciones dulces y positivas se le daban bien, pero también lo de hablar con reinas del mal, las niñas que lloran en fiestas, y los diablos a los que abrazar sin dudar. No sólo de Stevia vive La Oreja, y su puntito oscuro, siniestro, también es disfrutable.

En ‘Pesadilla’, Amaia intenta convencernos de que lo que estamos viviendo no es real, aunque en caso de estar viviendo una ‘Pesadilla’, ¿no se le había ocurrido que no podríamos escucharla? ¿Y qué consuelo nos da después la canción, si ya estamos despiertos? Algo falla en el desarrollo, aunque la intención es buena.

Durante el tema, los miembros de La Oreja explican el desarrollo de una ‘Pesadilla’, literalmente: que si va a por ti, que si es una ilusión, que si vuelves a la cama, que si el sudor… chico, es que las primeras pupilas de La Oreja no se andaban con hostias: lo mismo te hablaban de un autobús, de un libro, de una carta, de una estrella, de una luna, de una pesadilla, o de un shoop-shoop, un qué sé yo. Directos al grano.

 

Quedémonos con:

«No dejes que te atrape a ti,
Huye de esta ilusión
Despiértate, olvídalo,
Aquello nunca sucedió,
Todo fue una ilusión.»

De verdad, ¿no creéis, amigos donostiarras, que si pudiéramos elegir despertar y olvidar, no lo hubiéramos hecho nosotros mismos? ¿En qué ayuda que nos estéis gritando el estribillo si estamos dormidos? Es como quien se acerca a un guiri y le habla silábicamente y a gritos como si así le fuera a entender mejor. Estamos en REM -la fase, no la banda de ‘Losing My Religion’-, como para ponernos a escuchar soliloquios sobre ‘Pesadillas’. Si llegamos a saber que voy a soñar con estar en un concierto de Paulina Rubio en primera fila al lado de uno de los amplificadores, creednos, no nos hubiéramos tomado la Dormidina y no necesitaríamos una canción que no pida que despertemos y olvidemos.

«Aquello nunca sucedió, todo fue una ilusión». Anda, mira, la chica es lisssssta. Claro, qué fácil es hablar estando una despierta. Qué fácil. Pero lo mejor es la parte de «no dejes que te atrape a ti». Oye, pues nada, cuando llegue la pesadilla, miraremos a sus ojos y le diremos: «el sueño en el que intenta colarse está apagado o fuera de cobertura, por favor, inténtelo de nuevo más tarde». A ver si cuela y se va a molestar a, qué sé yo, Fito Cabrales.

Lo que nos perturba más, sin embargo, es lo incoherente de aquella primera Oreja: «no dejes que te atrape, huye», pero al mismo tiempo «he soñado con que tú puedas soñar». Aquí algo falla. Claro, quiere que nos pongamos a soñar para que, al despertar, nos pueda echar en cara que llevaba media hora diciéndonos que «aquello nunca sucedió». Anda a la mierda.

 

La Oreja viajó al Parque De Atracciones de Madrid a rodar el vídeo de ‘Pesadilla’. Que puestos a estar en Madrid, y llamándose la canción como se llama, bien podían haberlo rodado en el Museo De Cera. Que eso sí que acojona. En su defecto, el grupo eligió dos localizaciones: una, un castillo fake construido para los tronquitos de agua, esos que caen por rampas imposibles mientras piensa uno «esto no tiene raíles ni tiene nada, esto es un Dios mío que vaya por el camino que debe ir». Otra, el viejo caserón que ejerce de Casa Del Terror.

Dentro hay todo tipo de atrezzos, desde niñas del exorcista, hasta cámaras frigoríficas con partes de cuerpos. Con lo cual, si la canción era bastante explícita en su significado, el vídeo lo era aún más. Narraba una pesadilla, tal cual, de un muchacho que las pasa canutas durante cuatro minutos. ¿El peor momento? Ese en el que la mitad de su cara era la suya, pero la otra mitad la de Amaia. Es la pesadilla más recurrente de Malú.

 

 

Sinceramente, La Oreja Tétrica… estamos muy a favor. Y Amaia sale con el pelo suficientemente cardado como para unas Pupilas extra. La quinta se queda colgando porque Mikel Erentxun, pero dadnos un Xabi de fondo y entonces ya coronamos a ‘Pesadilla’ como es debido. Nunca una canción tan obvia resultó tan adictiva. Y nos permitió ponernos intensísimos al berrear su estribillo, que para un adolescente era como el summum de la liberación de energía. Ya veis, algunos hacían mancuernas, nosotros gritábamos «deeeeeespiértate». Choices.

PS: ¿Sabíais que ‘Pesadilla’ se llamaba originalmente ‘The Worst Nightmare’? El grupo la grabó en su primera maqueta en lo que definieron como «inglés inventado». Reyes.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies