Paris Hilton, la efímera aparición la estrella del pop perfecta

En el año 2006, Paris Hilton conseguía lo que parecía imposible en una estrella de su estilo: un álbum pop que se rifarían la gran mayoría de artista femeninas de la época. Veamos cómo fue todo aquello.

En ‘Estrella Fugaz’, tenemos la intención de echar la vista atrás, como nos gusta, para analizar aquellos lanzamientos de estrellas que según empezábamos a disfrutar, de pronto, se fueron. No nos dio tiempo ni de asimilar sus nombres. Las nuevas generaciones no las conocen. Pero durante unos minutos, o unos segundos al menos, sus nombres estuvieron en nuestras bocas por un par de singles o un álbum al completo.

Prepara tu telescopio, y si las ves regresar, pide rápido un deseo: nunca sabes como cuánto va a aguantar su estela. Nuestra invitada de esta semana es Paris Hilton.

 

Paris Hilton no tuvo realmente que nacer como estrella: es la bisnieta del dueño de los hoteles Hilton, por lo que era ya una ricachona heredera que tenía las de dar el pelotazo por esto o aquello. Lo intentó como modelo, pero su carrera se vio truncada en 2003, cuando llegó a internet un vídeo erótico casero suyo grabado dos años atrás. El clip corrió por internet como la pólvora y Paris pasó de pronto a ser el centro de todos los titulares. Que si la iban a desheredar, que si el vídeo lo había filtrado ella por interés… un montón de noticias que hicieron de ella la reina de corazones de principios del milenio.

Y Paris Hilton supo sacar provecho, conteniendo los daños de una cinta casera y pasando a convertirlos en un montón de beneficios. Aquel mismo año, rodaba y lanzaba, junto a Nicole Richie, la serie de FOX ‘The Simple Life’, que las ponía a ambas a trabajar en diferentes impensables empleos por Estados Unidos. El programa arrancó con 13 millones de espectadores y estuvo en antena hasta el año 2007. Mientras tanto, Hilton se iba convirtiendo en una auténtica marca capaz de vender cualquier producto y de cobrar su aparición en un buen puñado de ceros.

Poco quedaba para que llegara el momento en el que Paris Hilton, que ya había probado con lo de ser actriz, se lanzara al mundo de la música.

 

 

Durante la grabación de ‘The Simple Life’, Paris Hilton se lanzó a la grabación de varios demos para lo que terminaría siendo su álbum de debut. La polifacética celebrity se reunió con Robb Boldt para grabar una serie de temas que debían aparecer en el disco, con la colaboración de JC Chasez, de Nsync, Kara Dioguardi o Greg Wells. Vamos, que tirando de colaboradores de Britney Spears, Carrie Underwood, Kelly Clarkson, One Republic, Celine DionParis no iba de coña: quería un bendito disco de estudio.

Y llega 2005 y ‘Paris’, que es como terminó llamándose el proyecto -aunque valoró llamarlo ‘Screwed’ y ‘Paris Is Burning’– viró hacia el R&B y el hip-hop por la influencia de Scott Storch (Beyoncé, Pink, ¡Bad Gyal!…), que tomaría el control del disco en el último momento. Aun así, a pesar de la incorporación de las más oscuras ‘Fightin’ Over Me’, ‘Turn It Up’ o ‘Turn It On’, el disco siguió teniendo elementos absolutamente poperos: el reggae de la triunfal ‘Stars Are Blind‘, el sampleo de ‘Grease’ en ‘I Want You’, la divertidísima ‘Nothing In This World’

Acompañada de Fernando Garibay, Dr. Luke, o los colaboradores antes citados, Hilton consiguió lo que nadie esperaba: un disco de pop estupendo. No inventaba la rueda, pero la mitad de sus tracks se los hubieran peleado todas las estrellas de la época. De hecho, ‘Screwed’ fue de Hilary Duff hasta que la discográfica le dio boleto y, por ende, luz verde a Hilton para hacer su versión.

La semana de lanzamiento del disco, el artista Banski le troleó 500 copias del álbum en el Reino Unido. Dio el cambiazo en las tiendas, manteniendo el código de barras de los originales, pero editó los libretos e incluyó un disco con remixes de Danger Mouse de títulos como «¿por qué demonios soy famosa?». Aún pueden conseguirse en eBay. A pesar del troleo, Paris Hilton pasó del medio millón de copias vendidas en el mundo, llegando al #6 de Billboard en su semana de lanzamiento.

 

Después del decente éxito de su álbum debut, Paris insistió en que en seguida se pondría a grabar su continuación. Pero ponerle deadlines a Hilton sería una locura, por lo que 14 años después, seguimos esperando el disco. La artista lanzó un puñado de poco interesantes piezas EDM para seguir tendencias después de ‘Paris’, y poco después se centraría en el resto de sus negocios.

Paris Hilton tiene un imperio montando con productos que llevan su nombre: productos de belleza, relojes, bolsos, clubs de ocio, perfumes… poca cosa que de dinero falta en la lista de Hilton, y todo ello parece estar llenándole aún más una cartera que venía ya repleta de casa. Además de todo esto, ejerce de DJ, presenta realitys de televisión, se presta a bolos en clubs por cantidades ingentes de dinero… vamos, que por aburrimiento ya os decimos que no va a publicar otro álbum.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies