Operación Triunfo 2018 | Gala Final






Los chicos de ‘OT’ se jugaron la victoria en la gala final, con actuaciones por todo lo alto y un recordatorio a cómo arrancaron la edición, para que pudieramos ver su evolución.

Se acabó ‘Operación Triunfo 2018’ con una final repleta de excesos y falta de ritmo, que llegó a alargarse más allá de la 1:30 de la mañana, aunque sólo viéramos las actuaciones de 5 finalistas y un par de invitados. Cerramos el análisis del programa, que descansará en 2019, echando un vistazo a las últimas actuaciones de Famous, Sabela, Alba, Julia y Natalia, y cerrando nuestro scoreboard de 2018.

¿Qué tal lo hicieron con últimas balas?

 

La quinta finalista: Julia

Que Julia se ha ido desinflando en las últimas semanas queda demostrado con el quinto puesto de su final. ¿Merecía más? Posiblemente, de no haberse decantado por una selección de canciones previsible hasta el más absoluto aburrimiento. Su ‘Déjame Ser’ de la final fue más de lo mismo, dejándola con cero capacidad de sorpresa frente a un público que buscaba terminar la edición por todo lo alto. Julia tiene buena presencia escénica, una voz preciosa, pero tenía que haber jugado mejor sus cartas como concursante, sin apuntar tanto a lo de después del concurso.

 

La cuarta finalista: Sabela

Sabela jugó mejor que Julia en este sentido, provocando que al final terminara en cuarta posición, en vez de su previsible quinto puesto. La gallega eligió su lengua natal para la final, con un ‘Tris Tras’ no demasiado popular entre el público del resto del país, y convenció con una canción elegante, que le iba bien a su voz y que, francamente, podría haber sido su single de después del concurso. Es decir, esto último lo tuvo en común con Julia, pero le sacó ventaja en cuanto a factor sorpresa. Brillante ejecución del tema para una concursante que ha dejado bastante que desear cuando las elecciones han recaído en manos de otros.

 

La tercera finalista: Natalia

El truco de la falda proyector. ¿Cuántas artistas y galas han de utilizarlo para que consideremos que podemos pasar página? Natalia eligió el ‘Never Enough’ de ‘The Greatest Showman’ para cerrar una trayectoria brillante por el concurso, y aunque dio la impresión de que la canción y atrezzo se la comían un poco, realmente consiguió justificar su posición en el programa. En nuestra opinión, quizá debía haber optado por un número más uptempo, porque su gran fuerte en ‘OT’ ha sido el valor que tiene como estrella del pop, más allá de lo estupenda intérprete que es.

Al pasar a la segunda ronda, Natalia volvió a cantar ‘Crazy’, el tema con el que se presentó en la Gala 0, y evidenció que ‘OT’ saca brillo a sus concursantes con el paso de las semanas: la actitud, infinitamente mejor, la voz, con mucho menos aire y más potente, y en general, una actuación que también podría haber sido la de su single de presentación.

 

La subcampeona: Alba Reche

Y al hilo de lo que decíamos de Natalia, Alba sí supo elegir su final en condiciones, porque en su caso, aunque se le da bien ejercer de estrella del pop, el gancho principal es el de su voz, y los matices de la misma. Por tanto, una actuación sobria con una versión de corte más soul del ‘Creep’ de Radiohead fue la guinda del pastel que ha sido su concurso. Plenamente consciente de sus posibilidades, Alba ofreció una actuación apasionada, deliciosamente imperfecta y que bien podía haberle dado la victoria, aunque terminara perdiéndola por apenas un 1%.

Al recordar su tema de la Gala 0, ‘Dangerous Woman’, también pudimos verla mucho más sobrada en actitud, mirando más a cámara, controlando mucho mejor su cuerpo y, desde luego, su voz, menos temblorosa y desafinada que en aquella presentación.

 

El ganador: Famous

Famous hizo en la gala final lo que mejor se le ha dado hasta la fecha: ser una diva negra. Y qué mejor que ejercer de ello con un tema de Jennifer Hudson, que es posiblemente el paradigma de una diva negra de las ‘nuevas’ generaciones. Puede que la canción de ‘Dreamgirls’ le quedara un poco grande a nivel registro -Famous no tiene unos agudos espectaculares para ejecutarla como, por ejemplo, llegó a hacer Ruth Lorenzo-, pero sí tiene unos graves increíbles y suficiente potencia vocal que pudieron disfrutarse a lo grande con el tema. Es posible, de hecho, que esta fuera la interpretación que lo terminara posicionando por encima de Alba. Una canción bestia, grandilocuente, en el momento exacto del concurso en el que hay que ponerse en ese plan.

Cuando recuperó ‘Faith’, su tema de la Gala 0, pudimos verle, sobre todo, controlando bastante mejor el escenario, y con un aplomo y seguridad mucho más evidentes que en su estreno, aunque, las cosas como son, no fue el más sorprendente de los tres finalistas con su cambio.

 

El último scoreboard


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies