‘Oh Daddy’ de Natti Natasha se compone de unos cuantos elementos muy WTF






La letra, el falso sampling, el ageism, el vídeo oficial… todo un cúmulo de WTFs que hace del último vídeo de Natti Natasha una fantasía altamente recomendable.

Bien, Natti Natasha ha publicado un nuevo single desde ‘IllumiNatti’, un disco que debía haber funcionado mejor, pero que no está resultando la alegría que la cantante esperaba después de los éxitos de ‘Criminal’, ‘Sin Pijama’ o ‘No Me Acuerdo’. La acogida está siendo bastante tibia: de hecho, este ‘Oh Daddy’ apenas supera la franja del millón de escuchas globales por el momento.

Pero por si la canción no tuviera bastante contenido WTF de por si, Natti ha rodado un vídeo que le añade unos puntos extra por si acaso, para ver si de ese modo termina de sonar la flauta. Que seguramente no, porque esto parece más un single de Tulisa yendo de latina, que de una artista como ella, con mejores hooks hasta hoy.

Visto el vídeo, hablemos de algunos de sus momentos más WTF, porque haberlos, los hay:

 

María Teresa Campos

En el arranque y final del clip, Natti Natasha aparece caracterizada de María Teresa Campos. Y seguramente, después de contarle a su nieta la historia de ‘Daddy’, le envió un mensaje a Vasile pidiéndole un nuevo programa y llamándole «gilipollas». Poco después afirmaría que se equivocó, que el mensaje era para Bigote Arrocet, que llegaba tarde a casa.

Una cosa que tiene el pop es que cuando una va a cumplir 33 años, no hace falta que le pongan látex en la cara para que el público la perciba como mayor: el ageism ya hace de Natti Natasha básicamente la bisabuela de su público potencial en los servicios de streaming. Otro motivo más para que canciones así lo mismo no le estén yendo tan bien como esperaba.

 

Adios, Benjamin Button

Otra cosa que tiene el ageism en el pop es que cuando tiene 33 años e intentas fingir ir al instituto en tu vídeo, aunque sea a modo de flashback, pareces Curro en el final de ‘Los Serrano’, que le quedaba el pijama de niño de 5 años con manga francesa.

Súmese a esto el hecho de que para ir de alumna de insti vaya tan maquillada que parezca un challenge del ‘Drag Race’ en vez del vídeo de una estrella del pop. Quiere tener todo un punto ‘Grease’, pero tiene todo un punto, erm… gris.

 

El sampler, pero no, de ‘The Tide Is High’

¿Alguna vez habéis cantado una canción en alto, cambiándole sutilmente la melodía hasta el punto de que pareciera otra? Si no lo habéis hecho, dejad de mirarnos con esa cara de juicio moral, tenemos costumbres rarísimas. Y no, nunca mojamos las patatas fritas en Fanta de naranja, aunque sí hemos visto hacerlo. Gente que ahora está, como era previsible, malita.

Bien, volvamos a ‘Oh Daddy’: la melodía es básicamente la del clásico ‘The Tide Is High’ de Billie Piper, que Atomic Kitten tuvo a bien versionar años antes que ella, y que Blondie tuvo el descaro de componer décadas antes sin explícito permiso de Billie Piper. Sólo que alterada, como queriéndola cantar mal para no tener que pagar derechos de autor. Y sí, hemos probado a cantar «me ganó con sus besos pero con el viento se fueeee, oh nooo, no-woah, the tide is high…», ya lo habéis entendido.

 

El momento «tu sangre está en mi vientre»

Evidentemente, no es Natti Natasha ni nadie de su equipo Gustavo Adolfo Becquer. Ni Safo De Lesbos. Ellos son más bien Fave De Fuca. De ahí que la historia que empieza con «yo tenía un novio, Daddy was hit name» -que ya deja entrever el retraso de los padres del chico, francamente-, acaba en «tu sangre está en mi viente», con ella vestida de tenista en la veintena.

Pero antes del embarazo por penalti, ya ha dejado algunas otras joyas como «mi corazón está en un ataúd», «corría libre, me cazó un tigre», o «me prometiste amor puro y me tiraste un conjuro». Imaginamos a Ana Guerra tomando buenísimas notas en una libretita al leer la letra del single.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies