Mürfila, el crossover patrio de Kesha y Bebe que pedía «rock» para su «guitarra». Sutil.






Mürfila llegó a nuestras vidas en 2004 acompañada de una importante campaña radiofónica para sus primeros singles… pero España no estaba aún preparada para la party girl rockera que era.

En ‘Estrella Fugaz’, tenemos la intención de echar la vista atrás, como nos gusta, para analizar aquellos lanzamientos de estrellas que según empezábamos a disfrutar, de pronto, se fueron. No nos dio tiempo ni de asimilar sus nombres. Las nuevas generaciones no las conocen. Pero durante unos minutos, o unos segundos al menos, sus nombres estuvieron en nuestras bocas por un par de singles o un álbum al completo.

Prepara tu telescopio, y si las ves regresar, pide rápido un deseo: nunca sabes como cuánto va a aguantar su estela. Nuestro invitada de esta semana es Mürfila.

 

Desde la adolescencia, Mar Orfila se había interesado por el mundo de la música. Empezó como guitarrista en una banda, pero tomó el papel de cantante pronto, porque la muchacha que debía ejercer de ello no aparecía a los ensayos. El clásico «tía, si no te lo vas a tomar en serio no te queremos en el grupo» que garaje lleno de teenagers. Años de un grupo, este otro, y promocionar las maquetas y proyectos por diferentes escenarios, mientras ella se dedicaba también a sus estudio de cine y televisión. Lo que era una mocratriz de principios de siglo, pero que se ha hecho cursos.

Mar trabaja en FNAC cuando Sony Music la llama porque con algo tenían que contrarrestar el lanzamiento del primer álbum de Bebe, ‘Pa’ Fuera Telarañas’, que publicó EMI en 2004, año de debut de ambas. De modo que la contrataron y si uno escucha su primer disco, puede oír de fondo al equipo de la discográfica decirle: «no, pero esto un poquito más Bebe», «pon aquí un acento como raro, aunque seas de Barcelona». Al final, lo que salió de ‘Vamos A Hacer Pupita’ fueron hits, aunque no sabemos si los que la artista buscaba en principio.

Aquel disco mezclaba los sonidos punk con el reggae, el pop y el rock que más adelante definiría mejor su carrera, ya lejos de necesitar forzar comparativas.

 

Toda la promo de aquel primer disco: las radios abrazan el sonido de Mürfila, y Los40 se desvive pinchando ‘Loko’ y ‘Mi Guitarra Quiere Rock’, los dos primeros singles del proyecto. Payola Kween. Según su Wikipedia y su web oficial, su primer álbum ‘Vamos A Hacer Pupita’ llegó a alcanzar el #17 de la lista de álbumes -figura como Oro en alguna otra publicación. Nosotros sólo hemos conseguido un registro de su entrada al #78, pero puede ser que en semanas posteriores, con el radioplay de los singles, fuera escalando posiciones. El disco de Oro lo ponemos bastante más en duda.

En aquel instante, la cantante aprovecha para dar varios shows y además seguir trabajando como actriz en diferentes cortos. Mürfila llevaba el rollo interpretativo a sus propios videoclips, en los que dejaba en bragas el concepto de Melanie Martinez: aparecía aniñada pero tenías el miedo de que en cualquier momento se metiera un canalón por debajo de los 324 kilos de tul que conformaban sus faldas. Su guitarra quería rock, if you know what i mean.

Mürfila estiró el éxito de aquel par de temas hasta el primero del siguiente álbumes, ‘Miss Líos’ (SUCH FUN!), que sonó entre poco y algo: ‘Me Pones’. Lo recordarás, si tienes una buena memoria, por su letra:

«No me pone Ben Afleck,
no me pone Victoria Adams,
no me pone la gente que se esconde
no me pone la gente que no ríe
no me ponen los latin lovers.»

Ojo porque decía que no le ponía la gente que no ríe, pero de las vacas ni mu -lol-. Ergo quizá regalarle unos quesitos a Mürfila era una buena idea.

 

Algunos años después de ese par de álbumes, Mürfila presenta una miniserie que critica a la industria musical (gurl…) y posteriormente la acompaña del lanzamiento independiente ‘I Love Ü’, que sería su último álbum por un tiempo, y que le regala el que hasta ahora es su tema más popular en términos de streaming, ‘Azul Y Gris’. Hablamos de 300m escuchas, tampoco nos vayamos a venir arríbisima ahora.

Con el título de artista del underground ya conseguido a base de clips de Lyona y críticas al mainstream -curioso, de nuevo, cuando su debut se construyó por completo sobre las bases del mismo-, Mürfila pone en marcha en 2014 un proyecto de crowdfunding con el que consigue financiar el que hasta ahora es su último álbum, ‘Terrífica’.

Hoy día sigue vinculada a proyectos audiovisuales que pueden consultarse en su página web, y sus proyectos musicales los distribuye Mitik Records, aunque sin demasiado amor por ellos, vista su página web, en la que aparece la palabra «sigle» y ninguno de los dos títulos está bien escrito. Dem LOLs.

Recordad que podéis escuchar todos los hits de nuestras estrellas fugaces en el playlist que hemos creado para Spotify y que iremos actualizando con los nuevos posts.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies