Melodifestivalen 2020 | Cuarta Semifinal

El Melfest de 2020 cierra filas con todos sus finalistas ya elegidos y los que pasan al Andra Chansen tendrán que jugársela en duelos la semana que viene. Ya queda menos para elegir ganador.

El Melodifestivalen es la preselección sueca para Eurovisión, pero su desarrollo se gana más seguidores incluso que el propio Festival. Centenares de miles de votos recontados año a año y una mecánica sencilla: cada gala, dos canciones pasarán a la final, otras dos al Andra Chansen (Segunda Oportunidad) -una suerte de gala de repesca a golpe de duelos-, y las otras serán eliminadas.

 

💚 DIRECTAS A LA FINAL

 ‘Troubled Waters’, Victor Crone  | 💚💚💚💚

La canción de Victor Crone es lo que nosotros hubiéramos imaginado como canción de Blas Cantó para Eurovisión. Una propuesta pop eficaz, con toques country que suman pero no acaparan, y un estribillo que te hace mover el pie sin necesidad de levantarte de la silla a volverte loca con el lazo, el toro mecánico y un par de botas de punta. Victor presentó el tema sobre una plataforma que proyectaba efectos sobre su cuerpo, para después levantarse y cederle más protagonismo a la canción. Sencillo, pero eficiente. De nuestras favoritas de este año.

 

‘Brave’,  Hannah Ferm |  💚💚💚

El lobby homosexual haciendo su trabajo. La canción de Hannah Ferm no es gran cosa, la puesta en escena no es gran cosa, ella como intérprete no es gran cosa -aunque vocalmente borda la canción-, pero el pack completo es eurovisivo y eurovisible. La cola del vestido volando por los aires, bien de ventilador en la melena, bien de vestuario de Modas Menchu, estribillo grandilocuente con keychange, dosis de Ariana Grande producida por Max Martin… no se le puede pedir más para ser el clásico corte eurovisivo que mueve masas LGTB. Pero… no es gran cosa, resulta fría y artificial.

 

🧡 ANDRA CHANSEN

‘We Are One’, Frida Öhrn | 🧡🧡🧡

Desde luego, para nosotros fue la sorpresa de la noche que Frida consiguiera pasar el corte y tener una segunda oportunidad. No porque su canción fuera un cuadro, sino porque no responde necesariamente al patrón de voto habitual de la gala, teniendo perfiles mucho más habituales como voto vencedor.

Frida presentó ‘We Are One’, con un mensaje de unión típicamente festivalero, pero quizá se marco la actuación más self aware de la gala. Si una va a ponerse eurovisiva, lo hace a lo grande: vestida de rosa, con golpes de melena, estribillo eficaz, fondo con flecos dorados, mucha luz, mucho brilli brilli y el entusiasmo suficiente para colarnos la canción como un hit pop atemporal. Vistos los resultados, misión cumplida.

 

‘Surface’, Ellen Benediktson & Simon Peyron | 🧡🧡

Una parejita cuca. Una canción cuca. Una puesta en escena cuca. No ocurrió mucho más, y este tipo de propuestas se está convirtiendo también en bastante eurovisiva por que nos da la impresión de haberlas visto decenas de veces desde que la primera vez funcionara. No estuvo mal, pero tampoco fue algo espectacular.

 

❤️  ELIMINADAS

‘Molnljus’, William Stridh

Quien tenía las papeletas de pasar a la final con el voto carpetero era William Stridh, pero no lo hizo porque no mereció hacerlo. Se presentó en el Melfest con una baladita de catálogo, sin grandes momentos memorables, y una puesta en escena a la altura del aburrimiento del propio tema.

Acompañado de un círculo led, lo único que ocurrió durante la performance es que este se levantó unos centímetros. Hay canciones con las que no se necesita mucha más historia, pero esta no era el caso.

 

‘Om Du Trot Att Jag Saknar Dig’, Jakob Karlberg

También imaginábamos la propuesta de Jakob en el Andra Chansen, porque él y su banda se marcaron una actuación de corte vídeo clip que, como poco, fue llamativa. Cierto es que la canción no era un caballo ganador inmediato, pero tampoco era de las peores de la noche, para ser francos: una apuesta intermedia entre Jonas Brothers y los Lake Malawi del pasado año por República Checa. El estribillo era OK.

 

‘Carpool Karaoke’, Nanne Grönvall

Evidentemente, Mayra Gómez Kemp se quedó fuera de la preselección eurovisiva con ‘Carpool Karaoke’, porque toda su propuesta era una chorrada como para un festival de hace 20 años. Los bailarines fingían un coche sobre una mesa, bailaban una coreografía imposible, y todos los presentes en el escenario hacían lo imposible para rizar el rizo de lo hortera. Un poco pasado de rosca. Y sí, la canción habla sobre el ‘Carpool Karaoke’ de James Corden.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies