Melodifestivalen 2019 | Gala Final | Pros y contras de cada candidatura






John Lundvik ganó anoche la edición de 2019 del Melodifestivalen, con lo que acudirá a Israel para llevar el festival a Suecia en 2020, pero ¿cómo se desarrolló la gala final?

Ha sido uno de los años más discutidos de entre los recientes Melodifestivalen: sin un clarísimo hit como bandera, la preselección sueca de este año ha ido avanzando semanalmente hasta colar 12 propuestas en su final. Todas dignas, aunque quizás no a la altura de galas de otros años. El televoto y jurado internacional terminaron dando la victoria a John Lundvik con bastante soltura, pero es el momento de valorar los pros y contras del resto de candidatos de la noche. Así quedó la tabla de puntos:

 

01 | ‘Too Late For Love’, John Lundvik | 188 Puntos

Pros | La canción es agradable, está perfectamente ejecutada en directo y cuenta con una realización que no hace sino jugar a su favor. Tendrá al jurado en la palma de la mano.

Contras | Su simpleza podría pasar más inadvertida para el público. La propuesta es muy similar a la de Austria del pasado año. La canción, seamos honestos, es un tema que hemos escuchado 600 veces en los últimos par de años.

 

02 | ‘On My Own’, Bishara | 107 Puntos

Pros | La balada, como balada, era bonita. El haber conseguido convencer a la gente con semejante número.

Contras | Tenía un tufo un tanto Suecia 1996 y otro tanto bastante Eurojunior 2005. Se hizo más larga que un día sin pan. El directo del muchacho resultó bastante discutible, una balada así requiere una voz firme, y le temblaba mucho.

 

03 | ‘Hold You’, Hanna Ferm & Liamoo | 107 Puntos

Pros | Puestos a votar melodrama, esta era la candidatura apropiada. Ella estuvo impecable en su momento de locura vocal hacia el final. La escenografía, con el tendedero Marta y cuatro sábanas de plástico, era estupenda a nivel televisivo, y el juego de luces ayudaba aún más.

Contras | Era una actuación súper previsible. Ellos aparecen, ellos se tocan, ellos se separan, ellos gritan, ellos se abrazan. La canción también la hemos escuchado unas 2.700 veces en esta década.

 

04 | ‘Norrsken’, Jon Henrik Fjälgren | 74 Puntos

Pros | El puntito de banda sonora de ‘Frozen II’ de la canción, que al menos la canción tenía más contenido que muchas de sus competidoras e intentaba sacar partido del folk patrio. Can you hear the drums, Fernando… 

Contras | Con esta actuación le convalidan a cualquiera el C2 de Eurofan: fuego en el escenario, vestuario imposible, ropa moviéndose a ritmo de ventilador, e incluso un alce en las pantallas. Sólo faltaba alguien haciendo un número de ballet en zancos en la parte de detrás.

 

05 | ‘Hello’, Mohombi | 74 Puntos

Pros | En un momento determinado, la canción se termina.

Contras | Stop trying to make Mohombi happen. It’s not going to happen. 

 

06 | ‘Chasing Rivers’, Nano | 64 Puntos

Pros | La producción de la canción es chula, ayuda a que en algún momento estalle y marque un punto recordable. La puesta en escena con niños está bien realizada, no sabemos si tan bien ideada. La voz de él.

Contras | Las candidaturas de Nano tenían más sentido cuando el boom de Rag’N’Bone Man aún estaba en desarrollo, ahora casi parece que lleguen tratando de imitar ese esquema. ‘Chasing Rivers’ se va desinflando según avanza.

 

07 | ‘Not With Me’, Wiktoria | 64 Puntos

Pros | El melodrama, muy por todo lo alto. Wiktoria interpretó el tema en condiciones, considerando que había estado mal de las cuerdas vocales a lo largo de toda la semana. La composición es atemporal, algo que podía haberle dado un puñado de puntos en la final.

Contras | La canción, con todo lo atemporal, tiene una melodía soul-pop muy de catálogo. Disney goes ‘Dreamgirls’. Lo de la lluvia aumentando el melodrama ya lo hizo Paloma Faith antes y, sobre todo, bastante mejor.

 

08 | ‘I Do’, Arvingarna | 64 Puntos

Pros | La canción es menos mala de lo que uno imagina si deja correr la actuación en mute. El Melodifestivalen que desafía el ageism.

Contras | La canción es más mala de lo que uno imagina para una final del Melfest. El Melodifestivalen que promueve el ageism.

 

09 | ‘Torn’, Lisa Ajax | 62 Puntos

Pros | El concepto «balada de Rihanna», con bien de intensidad, bien vendida, con su tocarse la cara, su estar tirada en el suelo… vocalmente fue de las más resultas de la noche.

Contras | Escenográficamente, se ha hecho un Almaia de manual. No puede una confiar tanto en la canción cuando la canción no tiene tanto en lo que poder confiar. Cuatro focos y una cámara dando vueltas supo a poco en la final.

 

10 | ‘Ashes To Ashes’, Anna Bergendahl | 56 Puntos

Pros | El mono de lentejuelas que llevaba era fetén. Un modelito sencillo para una boda informal.

Contras | ¿Sabéis esa chica viral de Twitter que tiene grandes senos y canta ‘Shallow’ fatal, con la voz engoladísima? Pues quitadle algo de senos, añadidle algo de minutaje y aquí lo tenéis.

 

11 | ‘Victorious’, Lina Hedlund | 40 Puntos

Pros | El derroche popero de la noche, el subidón radio-friendly que vende tanta nostalgia, como espíritu eurovisivo, como ganas de apuntarse uno a clase de funky para seguir la coreografía en un par de semanas.

Contras | Eurovisión 2002. Melodifestivalen 1998. Objetivo Eurovisión 2026.

 

11 | ‘I Do Me’, Malou Prytz | 35 Puntos

Pros | Ver a alguien llamado Malou perdiendo anoche tuvo que ser el sueño televisivo de Amaia Montero. La canción era divertida, y la chica desprendía energía como si le hubieran dado cuerda antes de salir.

Contras | A veces era un poco una actuación digna de varios «qué la pasa». También más Eurojunior que Eurovisión.


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies